Crimen en Villa Gesell: zapatillas con sangre, la clave por la que detuvieron a los rugbiers

0
109

  • 2020-01-18

Los sospechosos de matar a golpes a un joven en la puerta de un boliche son de Zárate. Irán a una rueda de reconocimiento ante los amigos de la víctima.

La Policía de Villa Gesell allanó la casa de los sospechosos del asesinato del joven de 18 años, quien cayó frente al boliche Le Brique tras ser salvajemente golpeado en grupo. En esa sintonía, a los 10 rugbiers, oriundos de Zárate, les encontraron prendas con sangre y heridas en los brazos. Quedaron detenidos.

«El resultado del allanamiento es positivo. Dimos con zapatillas y prendas con sangre. Además, las 10 personas detenidas tienen las manos lastimadas», informó a Clarín el fiscal Walter Mércuri, de la UFI 8 de Madariaga, quien está a cargo de la investigación.

Según trascendió, los jóvenes, que tienen entre 18 y 20 años, pertenecen al Arsenal Zárate Club y se encontraban hospedados en una casa ubicada en 203 y cortada, a menos de 200 metros del lugar del hecho.

Los registros de las cámaras de seguridad proporcionados por la disco a la investigación fueron clave para la aprehensión de los sospechosos.

«Estaban todos en la última casa, donde termina 203 y comienza el bosque. Son las personas que aparecen en la filmación. Irán a rueda de reconocimiento para ser identificados por los amigos de la víctima», añadió Mércuri.

Los ataques de grupos de rugbiers son un tema recurrente, especialmente a la salida locales bailables. Lo certifican varios casos recientes que tomaron conocimiento público, aunque tuvieron consecuencias mucho menos graves que en el caso de Villa Gesell.

El 30 de diciembre, durante la fiesta de fin de año de un colegio, otro rugbier golpeó a un joven en Draft, un local bailable de Quilmes. La agresión habría comenzado cuando la víctima empujó sin querer a un jugador del Club Varela Junior. Por la golpiza al joven se le rompieron los anteojos, y tuvo varios cortes en el ojo izquierdo y lesiones en la córnea.

En octubre, el video de otro episodio violento con rugbiers se viralizó: durante una fiesta del San Isidro Club un grupo de jugadores atacó a un hombre de 40 años que, según confirmó después esa entidad, era un ex jugador del mismo equipo pero de la camada 1979. También desde el club sostuvieron que no se trató de una pelea sino de «una broma».

En Rosario cinco jugadores fueron condenados en agosto a pagar una multa y realizar tareas comunitarias por haber iniciado una pelea en el boliche Wallas. Según la investigación, habían querido entrar por la fuerza a la zona VIP y golpearon al empleado de seguridad del comercio y a varios clientes. Fueron condenados a pagar $610 mil a los damnificados y a dar clases de rugby en cárceles. Los jóvenes integraban el equipo titular de Gimnasia y Esgrima de Rosario.