Crisis educativa: en Chubut sólo hubo 158 días de clases en los últimos tres años

0
44
Un grupo de padres se decidieron unir y organizar una red para reclamar por el regreso a las clases presenciales en una provincia que se encuentra en crisis constante desde que asumió Ma riano Arcio ni El gobierno de Mariano Arcioni muestra su peor cara en la educación. Con un gobierno con un frágil apoyo social y asediado por problemas con empleados y docentes estatales, la falta de clases pasó a ser una clara muestra del desmanejo provincial: en los últimos tres años, la provincia tuvo sólo 158 días de clases, menos de lo que exige la Ley 25864, que orden un mínimo de 180 días de clases por año.

En la provincia comandada por Arcioni, en 2018 hubo 103 días de clases, en 2019 fueron 50 días, y el año pasado sólo 5 días de clases.

A esto se refirió el diputado nacional de la UCR, Gustavo Menna, quien junto a los legisladores provinciales Andrea Aguilera y Manuel Pagliaroni llegaron hasta Esquel en las últimas semanas para mantener una reunión con la red de padres que pide la vuelta clases presenciales en todo el país.

Tras el encuentro con los padres de Comodoro Rivadavia el día lunes y ahora con los de la zona cordillerana, Menna indicó que lo que vive la provincia es “una situación calamitosa que excede y precede al COVID. Hubo 158 días de clases en tres años. Es decir que no alcanza en tres años al mínimo de 180 días por año que pide la ley de educación”.

En este marco, recordó que “hay un pedido de declaración de emergencia educativa” de los diputados de la UCR presentado en la Legislatura ante la falta de continuidad educativa.

El diputado nacional afirmó que en este marco el “Estado no garantiza el servicio básico más primario, como es la educación” y agregó como dato preocupante, que “este año hubo en el inicio de clases 30 mil alumnos menos que el año anterior”.

Finalmente, también cuestionó que a nivel nacional el ministro de educación, Nicolás Trotta, tampoco garantiza un inicio seguro de clases presenciales. “Lo de educación a distancia o virtual es un engaño porque más de la mitad de población no tiene acceso a internet o no tiene buena conectividad”, cuestionó en diálogo con EqsNotas.