Crisis y cambio de hábitos: la financiación con tarjetas de crédito cae a mínimos históricos

0
111

La financiación a través de tarjetas de crédito cayó sustancialmente en lo que va del año. Los motivos que llevan a este cambio en el consumo

Dentro de una billetera pueden encontrarse, entre otras muchas cosas -todo depende de quién sea su dueño-, billetes, tarjetas de crédito o de débito. Si bien en la mayoría de los casos son de cuero o plástico, en muchos casos, de un tiempo a esta parte la billetera se desmaterializó, para pasar a ser virtual.

Eso, debido a la proliferación de «apps» que replican su uso sin necesidad de contar con los medios físicos para concretar una operación.

En este contexto, resulta interesante apuntar que de un tiempo a esta parte viene cambiando en forma sistemática la utilización que se le da a las tarjetas de crédito y débito, pues el uso de las primeras, al menos en lo que hace a los montos financiados viene cayendo a pasos agigantados.

El menor uso del plástico para pagar en cuotas incluso se da pese a la existencia de diferentes planes como el Ahora 12, que ofrecen tasas de interés que frente a la inflación proyectada resultan atractivas.

El financiamiento con plásticos, en franco retroceso.

El financiamiento con plásticos, en franco retroceso.

¿Cuánto cayó el financiamiento con tarjetas de crédito?

Si se toma en cuenta la información correspondiente a febrero de este año que brinda el Banco Central sobre los montos financiados mensualmente por los bancos por este concepto, los datos son concluyentes.

En ese mes se financiaron unos $52.900 millones, que representan una caída del:

  • 38% frente al mes anterior
  • 46% frente a diciembre del año pasado
  • 35% frente a igual mes de 2021

En igual sentido, el monto correspondiente a febrero de 2022 alcanza a solo el 26% del promedio del año 2019 y a la mitad del registrado en 2020 y 2021, mientras que representa apenas el 30% de los registros de igual mes los últimos tres años.

Caen los montos financiados mensualmente con tarjetas de crédito.

Caen los montos financiados mensualmente con tarjetas de crédito.

De esta manera se pone fin a un ciclo de diez meses en el que los incrementos interanuales fueron del orden del 40%, con picos superiores al 80 por ciento, que coincidieron con la salida de la pandemia.

Esta abrupta reducción de los montos tiene su reflejo en los saldos financiados por los bancos, pues según el último Informe Monetario del Banco Central, vienen de caer un 2% y un 12% interanual.

Cambios en la forma de pagar

Según fuentes privadas, en este caso, Fiserv, que presentó un estudio de mercado sobre medios de pago y hábitos de compras en la Argentina, se estima que 7 de cada 10 personas cambiaron la forma de comprar y pagar desde el inicio mismo de la pandemia.

Entre los detalles más destacados del estudio, se destaca que se observó un progresivo abandono del efectivo y un acelerado crecimiento en el uso de billeteras virtuales y códigos QR,

El análisis destacó que en medios de pago, consumo y tendencias «el efectivo registra un porcentaje de abandono del 51%» para lo cual «las transacciones con tarjetas de débito y crédito han mostrado un notable aumento en comparación con el año anterior».

Pese a ello, las operaciones con tarjetas de crédito perdieron terreno en el total si se compara el dato del cuatro trimestre del 2021 frente a igual lapso del año anterior.

De hecho, según un análisis de Prisma Medios de Pago, la cantidad de transacciones se elevó un 34% en el caso de las tarjetas de débito, contra un 15% en las de crédito, un crecimiento en el último caso considerado casi como un piso vegetativo.

«Mientras las tarjetas de débito son las preferidas como medio de pago de todos los días, la tarjeta de crédito se posiciona como posibilitadora para compras de mayor volumen», agregan desde Fiserv.

El uso de tarjetas de débito sigue por encima de las de crédito.

El uso de tarjetas de débito sigue por encima de las de crédito.

Tarjetas de crédito: menores montos y menos operaciones

Por su parte, desde Prisma Medios de Pago, aseguran que «si bien el volumen operado ha crecido, este aumento responde esencialmente a una mayor cantidad de transacciones pero por sumas más pequeñas».

En un análisis de más largo plazo, entre 2019 y 2021 la utilización de las tarjetas de crédito cayó 12 puntos porcentuales en montos reales, y 10 p.p. en cantidad de operaciones, según un estudio de BBVA Research.

Si bien los motivos que llevan a este cambio de comportamiento son variados, los más mencionados por los conocedores del sector son un consumo que no logra recuperar los niveles de años anteriores, con salarios que pierden frente a la inflación, a lo que se suma un elevado endeudamiento de las familias.

Sobre este último punto, según un informe de First Capital Group las cuotas son precisamente uno de los factores que explican la caída de los consumos con tarjeta de crédito.

«Desde que empezó la pandemia, los bancos están muy prudentes a la hora de ampliar los límites de crédito», agregan.

En la medida que las personas toman cuotas, por ejemplo, para comprar un electrodoméstico, se reduce el límite de compra. Al no ampliarse el cupo de crédito por parte del banco, se deben dejar de hacer otras compras que tenían reservada para la tarjeta de crédito.

A ello se suma una inflación que no perdona y ello también afecta la posibilidad tanto de compra como de financiación, como lo reflejan los últimos datos publicados.