¿Cristina 2023 o 2022?: cuál es el plan y a dónde nos lleva

0
81

Nota extraída de TN, por Carlos Pagni

OPINIÓN| Tras semanas de ataques al Gobierno, las afirmaciones de Andrés “Cuervo” Larroque parecen apuntar directamente a Alberto Fernández y a su rol en el poder.

Las afirmaciones de Andrés «Cuervo» Larroque marcan un cambio de objetivo. El kirchnerismo quiere la renuncia de Alberto Fernández y Cristina Kirchner es la primera en la línea de sucesión. (Foto: Télam)

¿Cristina 2023 o 2022? Esa es la pregunta que se desprende de las fuertes declaraciones de Larroque de este martes. Hay que aclarar que en política cuando un político habla lo que dice es un hecho político. No es solamente una explicación desconectada de la realidad, sino que produce un movimiento.

En el kirchnerismo vienen presionando a Alberto Fernández, especialmente por la política económica y hasta ahora esa presión tenía un límite, Martín Guzmán, y una ilusión, pretensión, exigencia: su salida. Hoy todo eso saltó a otro plano. Cambió el objetivo, cambió el blanco de esas declaraciones y cambió el argumento.

Andrés “Cuervo” Larroque, que es el vocero de La Cámpora y, por lo tanto, de Cristina y Máximo Kirchner para lo que ellos no quieren decir en voz alta, dijo una cantidad de cosas de primer nivel de agresividad.

¿Cristina 2023 o 2022?: cuál es el plan y a dónde nos lleva

Dijo:

  1. “Lo que nosotros le hemos pedido a Alberto Fernández en privado, que como él no lo concede que es un cambio de política económica, se lo hemos pedido en público,eso no va a cambiar. No tenemos ninguna expectativa de que haya un cambio”.
  2. Él no se puede llevar el Gobierno a la casa, a la mesita de luz”.
  3. “Nosotros somos los dueños del Gobierno”.

Si hago el silogismo, si hago la cuenta de lo que significan esas tres afirmaciones, le están pidiendo el Gobierno. Es decir, Larroque, que viene diciendo que Alberto Fernández no tiene votos, le pidió la renuncia al Presidente.

Haciendo juego con esta declaración, Cristina Kirchner emite distraídamente un tuit, recordando una reunión con la mujer del escritor de José Saramago, con la que estuvo anoche en su casa, diciendo: “Me acuerdo que en una reunión del año 2003 me preguntaron ‘¿Y cómo van a gobernar sin votos?’ Ah, bueno, la legitimidad -dice Cristina Kirchner- te la da o los votos o el ejercicio del poder. Vamos a ponerlo en otros términos: el buen gobierno. Si no hay buen gobierno, sos ilegítimo.

¿Cristina 2023 o 2022?: cuál es el plan y a dónde nos lleva

Ahora, como dice el dicho, “blanco más jarra, leche”. ¿Por qué? Porque si Larroque le está pidiendo la renuncia y Cristina Kirchner considera que este gobierno, que es un mal gobierno según ella y según tanta gente más, es ilegítimo, lo que debo esperar es que haya un proceso de reemplazo y acá es donde juega un papel estratégico el diseño que pensó Cristina Kirchner. Ella no se puso afuera, no se puso arriba, se puso abajo. Es la primera en la línea sucesoria.

Acá caben dos preguntas: ¿Saben que lo están haciendo? ¿O es como el que va a 200 kilómetros por hora por la Avenida 9 de Julio, cruza los semáforos en rojo y dice: “Uy, no lo quise matar”?

Segundo, el peronismo, que en la discusión por el acuerdo con el fondo se alineó con Alberto Fernández, que cuando le presentaron después de las primarias las renuncias al Presidente se alineó con Alberto Fernández. Estoy hablando de sindicatos, estoy hablando de movimientos sociales y estoy hablando de gobernadores¿La acompaña a Cristina Kirchner? Y la pregunta más importante… ¿La acompaña hacia dónde? Si esto se acelera y Cristina tiene que asumir el poder, ¿cuál es el plan? ¿Hacia dónde nos lleva? Esta pregunta se la está haciendo el público y ¿sabe donde se refleja? En el precio del dólar.