Cristina Kirchner sigue con suerte: ahora se cayó el sistema

0
70

Nota extraída de Clarín por Héctor Gambini

El juicio está parado porque no tienen una plataforma que ya se usa con éxito en el Congreso.


Cristina Kirchner sigue con suerte: ahora se cayó el sistema


Frano Selak, un profesor de música croata que vivía al sur de Zagreb, fue considerado el hombre con más suerte del mundo: había escapado de la muerte seis veces y, tras eso, se ganó un millón de dólares en la lotería.

La vicepresidenta Cristina Kirchner parece ir tras sus pasos. Las causas en su contra se vuelven cada vez más lentas y complicadas de llevar adelante, otros funcionarios piden directamente dejarlas sin efecto y, cuando debían continuar su juicio por las coimas en la obra pública… se cae el sistema.

Además, Cristina tiene tanta pero tanta suerte, que comparte procesamiento en algunas causas con otros funcionarios del Gobierno actual. Qué justo.

Justo están procesados con ella por el encubrimiento a los sospechosos de volar la AMIA el senador Oscar Parrilli, el procurador general del Tesoro Carlos Zannini, el viceministro de Justicia Juan Martín Mena, y el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense Andrés Larroque​.

Además, una jueza salió a decir sin precisiones que fue presionada para resolver en esa causa en contra de Cristina y, como la jueza lo dijo públicamente, habilitó a todos los estudios de abogados juntos a pedir la nulidad en manada.

La jueza es kirchnerista y en tribunales dicen que respondía, casualmente, a… Zannini. Si eso no es alinear los planetas.

Como si todo eso fuera poco, justo pusieron a un admirador de Cristina, Félix Crous, a cargo de la Oficina Anticorrupción que acaba de desistir de ser querellante en dos juicios contra ella. Y, ¿quién quedó a cargo de vigilar a los testigos protegidos que declararon en las causas de corrupción contra Cristina? Mena, su compañero de procesamiento por la AMIA.

Es increíble pero, con un empujoncito más, será nombrado jefe de fiscales el juez Daniel Rafecas, justo quien mandó a archivar aquella causa de encubrimiento por la AMIA un mes después de que Nisman, el fiscal que la investigó, apareciera muerto. La Justicia investiga esa muerte como un asesinato.

La seguidilla de golpes de suerte continuó este miércoles, cuando el Consejo de la Magistratura consideró que seguir con el juicio en contra de Cristina por darle a Lázaro Báez 51 obras por 46.000 millones de pesos mientras éste le alquilaba habitaciones de sus hoteles iba a ser difícil de llevar adelante porque necesitaban una plataforma de reunión masiva para alrededor de 50 personas y se iba a caer el sistema. Qué raro. Microsoft Teams, Google Meet, Skype, Messenger Rooms, Jitsi y Zoom permiten conexiones de ese tipo, pero se ve que justo en este juicio no van a funcionar.

El Tribunal Oral 2 le pidió un informe al Consejo de la Magistratura para ver si podía hacerlo igual y le dijeron que, por ahora, el sistema no lo resistiría. Fue en este juicio cuando la ex presidenta les dijo a los jueces que la historia ya la absolvió y que iban a tener que ser ellos los que deberían contestar preguntas.

Exactamente lo mismo sucede con el Tribunal Oral 4, que debe congelar por idénticas razones la continuación del juicio por lavado de dinero en la causa conocida como La Ruta del dinero K.​

La Magistratura tiene mayoría kirchnerista, así que podrían preguntarle a Cristina cómo hizo con el sistema Cisco Webex en el Senado para tener sesiones virtuales con 100 personas en simultáneo -el doble de lo que necesita el Tribunal 2 para el juicio de la obra pública- sin ningún problema. Pero no sería ético. Ella, justo, es la imputada.

Eso sí que es tener suerte.