Cuántos millones ganó Pfizer en tres meses gracias a su vacuna contra el coronavirus

0
172

La farmacéutica Pfizer prevé vender 2.500 millones de dosis. Es el doble de lo que había proyectado en un primer momento.

La farmacéutica Pfizer informó que obtuvo ganancias por USD 4.900 millones en los primeros tres meses del 2021 y duplicó su pronóstico de utilidades para el resto del año gracias a la enorme demanda de su vacuna contra el COVID-19. La empresa con sede en Nueva York junto con la alemana BioNTech, están pensando en las dosis de refuerzo para los próximos tres años.

La farmacéutica -de exitosos tratamientos como el Viagra y Lipitor-, se transformó en una potencia en la fabricación de medicamentos para el tratamiento del cáncer, enfermedades raras y, desde luego, vacunas. Tras los análisis de mercado, Pfizer proyectó al doble sus objetivos de ventas para su vacuna contra el COVID-19 este año, de USD 15.000 millones a cerca de 26.000 millones.

De esta manera, esperan poder entregar cerca de 2.500 millones de dosis de vacuna en 2021, incluyendo unas 300 millones en Estados Unidos, y ya se alistan para lo que podrían ser refuerzos anuales.

En 2009, Pfizer adquirió el laboratorio Wyeth para experimentar en ese momento con la vacuna del neumococo que protege de infecciones por neumococo en el oído, torrente sanguíneo y otras partes del cuerpo. La misma fue aprobada en Estados Unidos al año siguiente. Se convirtió en la vacuna más lucrativa del mundo con ventas anuales de unos USD 5.000 millones, una cifra sin precedente hasta ese momento.

Luego comenzó a desarrollar más vacunas y a acumular experiencia. En 2018 comenzó una alianza con BioNTech enfocada en la creación de una vacuna contra la influenza con una tecnología nueva que empleaba ARN mensajero o ARNm. Ese desarrollo utiliza material genético en lugar de un virus inactivo para entrenar al sistema inmunitario del organismo para producir anticuerpos en caso de una infección viral.

Mientras estaban en pleno desarrollo de la vacuna contra la influenza apareció el nuevo coronavirus. Todas las empresas comenzaron a utilizar su tecnología para desarrollar una vacuna. La de Pfizer marcó una eficacia superior al 90% y se ganó rápidamente la aprobación de emergencia en un país tras otro, al tiempo que ha evitado los retrasos en la fabricación y las dudas sobre inocuidad que afectan a algunos rivales