Cuarentena aérea: diez provincias no autorizarán vuelos en octubre por la pandemia

0
178
Más de diez gobernadores informaron al Gobierno que, por la situación de contagios que atraviesan, no permitirán vuelos ni micros el mes próximo. Qué medidas se evalúan para el verano El Gobierno volvió a confirmar que espera que se reinicien los vuelos regulares en octubre, si bien aún falta la autorización final del presidente Alberto Fernádez para que puedan volver a despegar. Sin embargo, ya diez provincias le anunciaron que no recibirán vuelos en octubre, en función de la situación crítica que atraviesan por la pandemia.

Tanto el ministro de Transporte, Mario Meoni, como el de Turismo, Matías Lammens, confirmaron que continúa el plan de reiniciar vuelos el mes próximo y que el presidente Alberto Fernández está próximo a aprobarlo, pero que la reactivación sería gradual, con muchas menos frecuencias que antes de la pandemia. 

Como ya había anticipado Meoni, los gobernadores decidirán si aceptan o no el arribo de vuelos de otras partes del país, en virtud de la cantidad de contagios por la que atraviesan y su situación sanitaria. En los próximos días, al menos 10 gobernadores informarían que no recibirán los vuelos. Por el momento, líneas aéreas consultadas aseguraron no contar con la información sobre de qué provincias se trata y están a la espera de la confirmación oficial de reinicio, cuando sólo restan 13 días para octubre.

Hasta el momento sólo se sabe que Tierra del Fuego y Chaco podrían estar entre las que sí recibirían vuelos, ya que lo están haciendo hoy, con servicios especiales. Río Negro, en tanto, los permitiría en octubre, a Bariloche, a modo de «prueba piloto», según trascendió.

Por otra parte, Lammens informó este viernes que la Ley de Emergencia Turística se reglamentaría “a fines de la semana próxima”. A partir de su reglamentación, ya comenzaría a regir la medida que otorga un 50% de bono extra para gastar en turismo a quienes compren pasajes, hoteles o paquetes para viajar en la Argentina durante 2021. El anuncio se haría junto al presidente Alberto Fernández.

“En la primera semana de octubre, ya estaría funcionando la página web para que la gente que compre, hasta diciembre, servicios en turismo nacional para 2021 pueda cargar sus facturas y recibir el 50% de bono, a través de una tarjeta del Banco Nación o billetera virtual. Podrá usarlo el año próximo para pagar pasajes, hoteles, restaurantes u otros servicios en el país”, destacó Lammens.

La medida forma parte del plan de asistencia al sector turístico por más de $ 53.000 millones por la pandemia. En este caso, se trata del plan de Reactivación al Turismo, donde el Estado aportará $ 16.500 millones en entrega de créditos que equivalen al 50% de las compras realizadas en turismo, estimadas en $ 33.000 millones entre octubre y diciembre, para consumos en el sector durante 2021.

“Es una medida muy novedosa, que beneficia a las empresas pero también al Estado, porque ese dinero vuelve en recaudación. Estimamos 1 millón de operaciones, por unos $ 30.000 millones. El Estado aporta $ 15.000 millones, pero en realidad el impacto es de $ 2000, porque por las primeras compras recauda por IVA y otros impuestos directos e indirectos unos $ 8000 millones, y por las segundas compras, con dinero aportado por el Estado, otros $ 4000 millones, además de lo que ingresa a las provincias por tributos. Por eso, el costo real sería de unos $ 2000 millones”, explicó.

El ministro de Turismo también destacó la puesta en marcha del Fondo de Auxilio y Capacitación Turística (FACT), por el cual 2784 pequeñas empresas de 24 provincias del sector están recibiendo, adicionalmente a los ATP (programa de asistencia al salario), $ 3000 millones a través de un salario mínimo vital y móvil (de $ 16.000) para 42.887 trabajadores durante seis meses, entre octubre y marzo próximos. El dinero proviene de un fondo del BID de u$s 40 millones que estaba destinado a infraestructura turística y ahora fue reorientado en el contexto de pandemia para ayudas al sector.

Temporada de verano

Además, Lammens se refirió a la próxima temporada de verano y comentó que trabajan en varios aspectos, para que las vacaciones puedan realizarse, pero sin que se produzcan amontonamientos de personas, por ejemplo, en la playa. 

“La semana que viene vamos a convocar a un Consejo de Turismo, como se hizo con  Salud, para pensar en la temporada con todos los actores. Tenemos algunas propuestas, pero hay que ver cómo se implementan. Una posibilidad el testeo previo, antes de viajar, para chequear que el pasajero no tenga Covid-19. Pero es complejo. En caso de hacerse, el Estado nacional se haría cargo del costo; cada uno cuesta entre $ 500 y $ 600, son los realizados por el Conicet; es mayor el costo de no tener temporada de verano, que estimamos que genera ingresos por $ 300.000 millones para el país”, destacó Lammens. 

“El plan es que los turistas puedan viajar a donde quieran, en transportes con protocolos para evitar contagios y evitando las grandes aglomeraciones, que no van a estar permitidas. En los balnearios se analiza fijar un cupo de gente, porque no podrán estar uno al lado del otro”, aclaró. 

También se estudia la posibilidad de una temporada extendida. Pero aún no está definido el calendario escolar 2021. Si las clases no se inician en marzo por la pandemia, la temporada podría extenderse de diciembre a marzo para que la gente vaya de manera más escalonada”, explicó.  

El 35% de recargo a cuenta de Ganancias

El nuevo recargo de 35% a cuenta de Ganancias para los gastos en dólares hacen más difícil aún los viajes de argentinos al exterior, que venían cayendo con las fuertes devaluaciones de 2018, 2019, con el Impuesto País y, finalmente, con la pandemia, un negocio importante para un gran número de agencias de viajes. De hecho, las agencias convocaron a una marcha al Banco Central, para el próximo lunes, para reclamar contra esa medida, ante el grave impacto que significa para la empresas, más en este contexto.

Desde el Ministerio de Turismo estarían evaluando una asistencia especial para estas empresas afectadas, en virtud de que la medida para evitar la salida de más dólares del país complica más la recuperación de las agencias. Por el momento, se baraja una asistencia adicional a la que ya reciben o impulsar su reorientación, con la incorporación de otros productos a la venta. Se espera que la medida, además, impulse aún más el turismo interno, ante el alto costo de viajar al exterior.