miércoles, agosto 17

Cuarentena: empresas de comidas rápidas pagarán los sueldos

0
290

17 de abril de 2020

Cuarentena: empresas de comidas rápidas pagarán los sueldos

Abarca a unos 25 mil empleados que cobraron la mitad. Las empresas adujeron que incumplieron el presentismo sin tener en cuenta la cuarentena por coronavirus.

El conflicto por el pago parcial de sueldos a trabajadores de las cadenas de comida rápida llegó a su fin: las empresas acordaron que pagarán el 100% de los salarios. La controversia, que abarca a unos 25 mil trabajadores de todo el país de McDonald’s, Burger King, Mostaza, Starbucks, Wendy’s y KFC, entre otras, se replica en compañías de otros rubros como Garbarino (venta de electrodomésticos) o Neverland (parques de diversiones bajo techo) que también efectuaron liquidaciones parciales a su personal con el argumento de la cuarentena por el avance del coronavirus.

Segú dijo el periodista Mariano Martín en C5N, el comunicado del Sindicato Pasteleros BA, para abril pactaron un 70% no remunerativo (de bolsillo, 85%) sin presentismo para quienes cumplen cuarentena por el coronavirus.

Hace una semana, las empresas habían acordaron abonar menos de la mitad de los sueldos de sus trabajadores amparados en un supuesto incumplimiento del presentismo –forzado por la cuarentena de coronavirus– y en un artículo del convenio colectivo de la actividad que habilita a liquidaciones inferiores a los salarios regulares en caso de cumplirse menos horas de labor. Esos argumentos chocan con el artículo 8 del decreto de necesidad y urgencia que puso en vigor el aislamiento obligatorio, que establece que en ese período “los trabajadores y trabajadoras del sector privado tendrán derecho al goce íntegro de sus ingresos habituales en los términos que establecerá la reglamentación del Ministerio de Trabajo”.

Las empresas de comida rápida ahora trabajan con delivery vía apps

Las empresas de comida rápida ahora trabajan con delivery vía apps

Ante esto, el Ministerio de Trabajo dictaminó a favor del reclamo sindical y abrió una negociación sobre los sueldos de abril, advirtiendo que no tuvo sustento legal el descuento que practicaron las compañías sobre los salarios de sus empleados.