Cumplir con el FMI costará el doble: el déficit fiscal primario fue de 3% en 2021

0
97

El «déficit estructural real» es de 4% y el FMI quiere que sea menor a 2,5% este año. Las causas y las perspectivas para los próximos años

El Ministerio de Economía informó oficialmente que el déficit primario fiscal del año pasado cerró en $ 1,4 billones, el equivalente a 3% del Producto Bruto Interno (PBI). Asimismo, el desequilibrio financiero fue de $ 2,1 billones -un 4,5%-.

Desde este punto de partida el Gobierno tendrá que bajar el déficit en 2022 y los años subsiguientes.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pide eliminar los desequilibrios fiscales en 2024, mientras que el Frente de Todos busca un acuerdo que dé espacio hasta 2027.

Subsidios energéticos, jubilaciones, salarios y la obra pública son los renglones que pide regular el Fondo y que para el Gobierno son casi imposibles de tocar.

Las tasas de interés de Estados Unidos, la Unión Europea y Brasil van al alza para controlar la inflación y ralentizan la economía mundial.

Para la consultora Labour, Capital & Growth (LCG), este escenario configura un «déficit primario estructural» de 4%, que es el punto de partida «real» de este año.

Es decir, el Tesoro tendrá que hacer un esfuerzo grande para que la recaudación tributaria crezca muy por encima de la inflación y que las partidas del gasto se ajusten sin detener el crecimiento económico ni deteriorar la ya frágil situación social.

Por qué no se cierra el acuerdo

El ex director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Claudio Loser, consideró que la demora del acuerdo entre ese organismo y la Argentina es porque el Gobierno «no está queriendo definir claramente un programa económico». 

«Vi luz verde para el acuerdo durante mucho tiempo, pero en este momento la veo amarilla. Veo la situación con gran preocupación, debido a conflictos internos en la Argentina», sostuvo el economista.

Y advirtió:»Si no hay acuerdo, la alternativa es mucho peor. Hay mucho trabajo por hacer todavía. El problema es que el Gobierno no está queriendo definir claramente un programa económico».

«Está la pelea en torno al proceso de ajuste. En un caso como el argentino, una solución a la alta de inflación o a la reducción de la tasa de crecimiento a largo plazo, no puede hacerse sin ajuste fiscal», aseguró Loser, en declaraciones radiales.

A su criterio, el ministro de Economía, Martín Guzmán, «entiende la situación, pero está en el medio de dos fuerzas, que son el FMI y la coalición del Gobierno».

Para Loser, Guzmán, «entiende la situación, pero está en el medio de dos fuerzas, que son el FMI y la coalición del Gobierno».

Según el economista, «se observa una discusión para la tribuna interna: la coalición de Gobierno está dividida y el FMI, con muy buen criterio, dijo que tiene que haber algún grado de acuerdo en esa coalición sobre cuál es el programa económico del país».

«Pero la vicepresidenta Cristina Kirchner, que es la persona más poderosa del Gobierno, no quiere hablar de ajuste. Y la oposición, por su parte, no quiere verse como que son los que apoyan mientras que Cristina no», enfatizó.

En consecuencia, dijo que «hace falta un cierto grado de seguridad. Lamentablemente la Argentina no tiene gran credibilidad».

Por último, comentó que «no hay país en América Latina que haya tenido tantos programas con el FMI como la Argentina».

«Estados Unidos no exigió un plan económico a la Argentina»

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, aseguró que «Estados Unidos no exigió un plan económico a la Argentina», al tiempo que advirtió que si se le pagara al Fondo Monetaria Internacional (FMI) en función del acuerdo que dejó el Gobierno de Mauricio Macri, «no podría haber políticas sociales», durante la habitual conferencia de prensa que brinda los jueves en Casa Rosada.

La funcionaria afirmó además que Estados Unidos «reconoció el crecimiento vigoroso que tuvo la economía argentina en el último año«.

Cerruti dijo que «no hay país en América Latina que haya tenido tantos programas con el FMI como la Argentina».

Al ser consultada sobre el reciente viaje del canciller Santiago Cafiero a los Estados Unidos, dijo que se trató de «un viaje para dialogar, donde se acordaron una cantidad de posturas con Estados Unidos, que reconoce el crecimiento interanual de Argentina, que no se registraba desde hace tiempo en Argentina».

«Yo le agregaría las declaraciones del presidente (Joe) Biden con respecto a la autocrítica sobre la política exterior de Estados Unidos hacia Latinoamérica en los últimos cuatro años, cuando gobernó Donald Trump», remató Cerruti.

Al ser consultada en particular sobre si se abonará el próximo vencimiento de 731 millones de dólares con el FMI, la portavoz adelantó que «eso lo va a definir el Ministerio de Economía» y que «Argentina decidió pagar hasta que se llegue a un acuerdo», pero aclaró que es algo que «se mide día a día».

«EE.UU. no pidió un ajuste»

Cerruti aclaró que en las conversaciones del canciller Cafiero con autoridades norteamericanas, Estados Unidos «no pidió ajuste ni un plan económico, fueron conversaciones políticas donde se habló que había un crecimiento vigoroso de la economía y que tenemos que seguir en esa senda».

Consultada sobre el diálogo con la oposición en el marco de la negociación, consideró que «no es fácil llegar a un diálogo con la oposición en función de las variantes internas que tiene», pero aseguró que «el acuerdo con el FMI se discutirá en el Congreso»

Respecto a la carta que publicó Cristina Fernández de Kirchner acerca del FMI y la gestión del expresidente Mauricio Macri, Cerruti consideró que «la Vicepresidenta puede expresarse sobre el tema que quiera» y que «dio datos muy contundentes».

En otro orden de temas la portavoz de la Presidencia afirmó que la inflación «es el gran desafío y uno de los principales problemas que tiene Argentina en este momento», y consideró que el índice de precios «está en la senda del descenso con más trabajo y producción».