Denuncian un negocio millonario del Gobierno con Matías Morla para poder explotar la imagen de Diego Maradona

0
147
A través de Ibertest también buscan comercializar la llamada “Maradona Experience”. Según el programa del periodista Jorge Lanata, el contrato sería de entre 10 y 30 millones de dólares

Jorge Lanata presentó una nueva investigación en “Periodismo para Todos: Box” titulada “La pelota se mancha”. El informe aseguró que el Gobierno firmó un contrato con Matías Morla, representante de la marca Maradona y abogado del “Diez”, durante el año pasado para un negocio multimillonario.

La negociación tiene su génesis en la empresa Sattvica License, creada por el letrado para quedarse con la imagen y explotación de la marca. Desde sus oficinas, ubicadas en el barrio de Puerto Madero, se comenzó a firmar contratos para ceder derechos de imagen para la explotación del nombre del ídolo del fútbol después de su muerte.

“Firmó más contratos Diego muerto que vivo”, afirmó el abogado Mario Baudry, representante de Diego Fernando Maradona. En ese sentido, destacó que estos derechos implican la posibilidad de venta de toda clase de productos con la imagen de “Pelusa”.

La investigación también aclara que Morla firmó contratos con la empresa Ibertest S.A. para ofrecerle a la Casa de la Moneda Argentina la emisión de billetes, monedas y estampillas con dicha imagen.

“La idea era que se hicieran billetes de un valor semejante a los 100 dólares y que además sean de colección”, indicó Mauricio D’Alessandro, abogado del representante del “Diez”.

El representante de la firma involucrado en el contrato es Alejandro Trasmonte, un empresario dueño de las compañías que administran las cámaras de seguridad viral. Se trata del Grupo TNG, el cual presta múltiples servicios al Estado.

De todas formas, la única posibilidad de que dichos billetes en homenaje adquieran valor y curso legal es si interviene el Banco Central. En este caso, también existe un funcionario gubernamental capaz de intervenir por los herederos del exjugador, Sebastián Rodríguez Barbaró, quien trabaja en la entidad desde el 2013 y actualmente se desempeña como analista de asuntos judiciales.