Desde las sombras: quién es el poderoso empresario que ayuda a Larreta a buscar vacunas

0
289
A poco de que el Gobierno Nacional liberara las negociaciones entre estados provinciales con países y laboratorios productores de dosis contra el Covid-19, el jefe de Gobierno porteño cuenta con la ayuda de un poderoso empresario El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cuenta con un poderoso aliados en su cruzada por conseguir vacunas para los habitantes de la Ciudad.

El jefe comunal sabe que una negociación exitosa con algún laboratorio que pueda proveer de dosis a la Ciudad de Buenos Aires sería una vidriera inmejorable para sus intenciones presidenciables. Más aún si logra ese objetivo con un laboratorios como Pfizer, con el que el Gobierno Nacional fracasó de manera rotunda en sus negociaciones.

Es justamente a este laboratorio estadounidense al que Rodríguez Larreta pretende acercar posiciones a través del ex titular del HSBC Argentina, Gabriel Martino.

Martino fue el hombre de Mauricio Macri en el sector bancario durante su gestión en Casa Rosada. De hecho, tras los resultados electorales favorables al regreso del kirchnerismo, Martino salió eyectado de su cargo y partió por seis meses a Londres a la sede de la Hongkong and Shanghai Banking Corporation.

Ahora, el banquero está llevando adelante negociaciones con Pfizer para conseguir dosis para los porteños, según dio a conocer el sitio LPO.

Recordemos que Martino, además de ser un hombre cercano a Macri, es amigo personal de Horacio Rodríguez Larreta y de su hermano Augusto. Como se mencionó, Martino es consciente que una negociación exitosa podría funcionar como un plus fundamental en su carrera hacia la presidencia.

Dificultades para conseguir vacunas

Pese a los esfuerzos que pueda hacer el Ejecutivo porteño con sus aliados, conseguir vacunas no es una tarea fácil para una territorio sin carácter nacional. Por ejemplo, Rusia y China -que producen la Sputnik V y Sinopharm, respectivamente- solo negocian sus vacunas con Estados Nacionales.

Por otra parte, en el caso de los laboratorios privados, como Pfizer o Astrazeneca, tienen limitaciones para exportar remesas de vacunas hasta que no cumplan con los contratos firmados en EE.UU. o Europa.