Despegar saca la tijera y anuncia suspensiones y reducción de salarios hasta octubre

0
137
Un 30% de sus empleados fueron suspendidos y cobrarán la mitad de sus salarios hasta finales de septiembre, mientras que otra porción de sus trabajadores pasará a sobrar un 60% de sus sueldosLa crisis en el turismo local e internacional comienza a dejar cicatrices en las empresas del rubro. La mayor compañía argentina dedicada a este sector, Despegar, no escapa a la crisis y acordó con el sindicato evitar despidos, pero sí avanzar con la suspensión de casi un tercio de sus empleados, que pasarán a cobrar un 50% de sus salarios hasta el próximo 30 de septiembre.

La medida afectará a 500 trabajadores de la empresa y es el resultado de un acuerdo al que llegaron varias empresas turísticas con el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC).

Al respecto, la compañía informó: “Frente al contexto de crisis inédito en el que se encuentra el sector, ocasionado por la pandemia global generada por el coronavirus, la compañía ha tomado la decisión de realizar una reducción del 35% de los costos generales, lo que incluye la suspensión y reducción de jornada de un grupo de sus colaboradores en Argentina. Otras medidas similares se han tomado a lo largo de la región”.

En total, el 29% de los empleados de la agencia de viajes se verían afectados por estas medidas en la Argentina. Así, cerca de 500 personas verán reducidos sus ingresos en los próximos meses. La comunicación la realizó hoy el Departamento de Recursos Humanos, que citó a los colaboradores alcanzados por la medida en grupos.

“El senior management y el board de la empresa recortaron sus sueldos un 50% y se están buscando alternativas para negociar y renegociar el pago a proveedores”, agregaron las fuentes.

COMENTARIOS

Negocios

Reconvertirse en tiempos de crisis: crean app para comprar pan saludable sin pagar el envío

La creó una PyME bonaerense que sufrió una caída de sus ventas por el cierre de las panaderías; ¿dónde descargarla y cómo funciona?

lunes 6 de abril de 2020 – 11:57 am

Los empresarios argentinos están acostumbrados a enfrentar las tormentas económicas que azotan cíclicamente al país. Esta vez, el enfriamiento de la economía se dio por un factor externo que obligó al Gobierno a decretar una cuarentena obligatoria que impactó de lleno en el nivel de consumo y actividad industrial.

Ante la caída en el nivel de ventas por el cierre de las panaderías, un empresario bonaerense decidió salir a buscar a sus consumidores a sus propias casas. Para lograr este objetivo, puso en marcha una aplicación que ya venía desarrollando desde hacía meses y que transformó para que funcione, en plena crisis, como un puente con nuevos potenciales consumidores, a los que les lleva el producto hasta sus casas.

La empresa que tuvo esta original idea es Pannet, que produce panificados saludables y tiene su planta en Florencio Varela.

 

La app se llama “Quiero Pannet” y allí se pueden elegir distintos combos de productos que se entregan sin costo de envío dentro de las 48 horas. Los panes llegan perfectamente envasados para ser almacenarlos en heladera o freezer y terminar el horneado en casa, lo que, explican, fue pensado para garantizar la inocuidad del producto.

Actualmente, la demanda se distribuye entre la ciudad de Buenos Aires y la zona sur del conurbano: los partidos de Avellaneda, Berazategui, Florencio Varela, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes.

COMENTARIOS

Negocios

Alertan que Hugo Moyano busca quedarse con Garbarino a través de testaferros

El presidente de Independiente intentaría por Covelia. Quien preside la firma de la basura es Ricardo Depresbiteris, a quien todos señalan como uno de los “prestanombre” del camionero

domingo 8 de marzo de 2020 – 10:00 am

Como es de público conocimiento en el último tiempo, Garbarino está en venta. Se trata de la célebre firma de electrodomésticos que alguna leyenda urbana atribuyó alguna vez a Cristina Kirchner.

Según detalla Tribuna de Periodistas, la empresa Covelia (cuyo dueño es Hugo Moyano) se mostró interesada en adquirirla a través de desconocidos testaferros.

Es que, según publicó diario La Nación esta semana, Garbarino les debe $5.000 millones a un grupo de bancos, liderados por Galicia y Santander, y otros $7.000 millones a sus principales proveedores de mercadería.

En este último caso, la lista de acreedores incluye a empresas internacionales como Samsung, Carrier y LG, y jugadores locales como Newsan, Mirgor, BGH y Alladio.

En ese contexto, Moyano ha jugado fuerte: a través del gremio Camioneros ha copado el centro de distribución de La Tablada.

COMENTARIOS