Detuvieron en Puerto Madero a dos líderes de una organización criminal turca que cometió 28 asesinatos

0
194

  • 2020-06-12

Se trata de dos ciudadanos turcos que entraron al país a fines de 2019 con pasaportes falsos. Tenían pedido de captura internacional.

Dos ciudadanos turcos acusados de integrar una organización mafiosa en su país que cometió al menos 28 homicidios y secuestros fueron detenidos este jueves en Puerto Madero. Tenían pedido de captura internacional.

Se trata de Serkan Kurtulus, de 40 años, y Lider Camgoz 34. El operativo estuvo encabezado por personal de la División Investigación Federal de Búsqueda de Prófugos y Extracciones de la Policía Federal, y se desarrolló en la esquina de las calles Juana Manso y Petrona Eyle.

Ambos habrían llegado a la Argentina entre fines del año pasado y principios de enero último y para ingresar en el país utilizaron pasaportes turcos falsos dado que tenían pedido de captura internacional desde el 17 de mayo por el Tribunal Superior de Justicia de Esmirna, Turquía, por delitos como homicidio, secuestro, robo y acopio de armas, entre otros, cometidos entre 2016 y 2017.

Kurtulus sería el líder de la organización, y Camgoz está considerado como su lugarteniente, explicaron fuentes policiales. La banda cometió al menos 28 hechos delictivos en Turquía, motivo por el cual ya fueron detenidos 54 de sus miembros.

Según la ficha de Interpol, Kurtulus está condenado a la pena de prisión perpetua en su país, acusado de los delitos de “homicidio con premeditación, infracción a la Ley de Armas de fuego, asociación ilícita para delinquir, robo a mano armada, privación ilegal de la libertad, homicidio doloso y amenazas, entre otros”.

Kurtulus ya había sido detenido en Georgia en 2018 luego de un megaoperativo de la Interpol en el que participaron 400 efectivos, pero se desconocen los motivos por los que se encontraba en libertad.

Ambos ciudadanos quedaron a disposición del Juzgado Federal 8 a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi, que este viernes realizará la audiencia de extradición. En caso de no aceptarla, serán sometidos a un juicio oral en el que se deberá constatar que en Turquía se cumplió el debido proceso, y se tendrá que corroborar cuáles fueron los delitos por los que fueron condenados para que puedan cumplir la pena en la Argentina.