Diez consejos para cuidar el pelo decolorado

0
98

Cómo mantenerlo bonito y saludable

Si tenés el pelo decolorado y querés lucirlo bonito y saludable, debés darle cuidados específicos para mantenerlo prolijo.

1. No lo laves a diario

Uno de los principales consejos reside en la frecuencia de lavado. El cuero cabelludo genera aceites naturales que contribuyen a proteger el pelo de los agentes externos. Por lo tanto, si lo lavás a diario estarás retirando parte de estos aceites y tu melena quedará indefensa. Es cierto que la decoloración torna el cabello más frágil, de manera que la presencia de estos aceites naturales es imprescindible.

2. Usá un shampoo matizador o azul

Este producto será fundamental para eliminar los tonos amarillentos y anaranjados generados por el contacto con el calor de planchas y secadores, la oxidación de la tintura o la propia contaminación.

Podés usarlo un par de veces por semana alternándolo con tu shampoo habitual, pero seguí las recomendaciones indicadas en el envase y no lo dejes actuar más tiempo del aconsejado por el fabricante.

3. Usá shampoos sin sulfatos

Además del  azul o violeta, se recomienda usar shampoos específicos para pelos decolorados o teñidos. Suelen ser sin sulfatos, los cuales resecan el cabello.

4. Mascarillas para el cabello decolorado

Un gran problema de la decoloración es que reseca mucho el pelo, por lo que debés aportarle un extra de hidratación. Para ello, usá mascarillas intensivas ricas en vitamina B5 y proteínas un par de veces por semana.

5. Secado

Usá una toalla y presioná ligeramente. Después, lo ideal es dejarlo secar solo, pues debés evitar el uso del secador y otras fuentes de calor o acabarás con el pelo dañado, quebradizo o con las puntas abiertas. Si querés más volumen, hacete un turbante con la toalla y mantenela entre 15 y 20 minutos para que absorba por completo la humedad

6. Cepillado

Para evitar las roturas, desenredalo con cuidado. Los primeros días es mejor que uses tus dedos como cepillo, y cuando vaya transcurriendo el tiempo, el pelo irá tomando fuerza y podrás volver a usar un peine. También es preferible que lo desenredes mientras está húmedo y con peines o cepillos con las púas grandes y separadas.

7. No apliques calor

Eso no quiere decir que jamás podrás volver a usar plancha o secador, solo se recomienda no hacerlo, al menos, durante los 15 días posteriores al decolorado. Pasado este tiempo, podés volver a usarlas siempre que uses un protector para el calor.

8. Cortá las puntas con frecuencia

La decoloración vuelve tu pelo más débil, pero realizando un corte de puntas cada dos o tres meses, recuperarás su vida y el brillo natural.

9. Evitá la exposición al sol

Evitá los climas extremos, así que no lo expongas al sol directamente y cuidate del cloro y el agua salada durante el verano. Podés usar un sombrero, una gorra o un pañuelo y productos para hidratar el pelo decolorado.

10. No duermas con el cabello húmedo

No está recomendado, sobre todo, si lo tenés decolorado. Y es que cuando está húmedo es bastante más elástico y tiende a romperse fácilmente, por lo que decolorado será doblemente frágil.

Fuente: El español