miércoles, agosto 10

Disputa de poder:gobernadores oficialistas se suman al pedido de reforma de laCorteSuprema

0
56

Comandados por Axel Kicillof, un grupo de mandatarios peronistas reclaman que se reforme al máximo tribunal para que este tenga un “carácter federal” y se sumen nuevos miembros.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y otros 15 mandatarios provinciales que responden al Frente de Todos, unieron filar y anunciaron la elaboración de un proyecto de ley para reformar la Corte Suprema de Justicia.

En medio de las disputas que mantiene el oficialismo con el tribunal máximo, que se dejaron entrever con el conflicto por el manejo del Consejo de la Magistratura, ahora los jefes de gobiernos provinciales presentaron un escrito en que exigen se amplié el número de miembros y se integren representantes de distintos puntos del país.

En el marco de la reunión del Consejo Federal de Inversiones (CFI), los gobernadores oficialistas anunciaron: “Hemos decidido elaborar un proyecto para nueva conformación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que contemple los proyectos ya presentados, muchos de los cuales han tomado estado público y parlamentario”.

Además, agrega que el objetivo principal es que la Corte sea “más moderna y eficaz” y busca que “principalmente tenga un carácter federal”, volviéndose más “acorde a las mejores experiencias internacionales”.

El documento fue compartido por Kicillof a través de su cuenta de Twitter, y cuenta con las firmas de mandatario bonaerense Axel Kicillof, el sanluiseño Rodríguez Saá, Osvaldo Jaldo, de Tucumán, Gildo Insfrán, de Formosa, Alicia Kirchner de Santa Cruz, el santiagueño Gerardo Zamora, Ricardo Quintela, de la Rioja, Gustavo Bordet, de Entre Ríos, el salteño Gustavo Sáenz, Oscar Herrera Ahuad de Mesiones, Raúl Jalil de Catamarca, Sergio Ziliotto de La Pampa, Gustavo Melella de Tierra del Fuego, el sanjuanino Sergio Uñac y el chaqueño Jorge Capitanich.

Por su parte, el santafesino Omar Perotti acompaña la iniciativa, pero no pudo firmar por estar de viaje junto al cordobés Juan Schiaretti en Kuwait, donde firmaron un acuerdo por 50 millones de dólares para construir el acueducto Santa Fe – Córdoba.

Excepto por Melella y Sáenz, que tienen sus orígenes en el radicalismo, el resto de los jefes provinciales provienen del peronismo en sus distintas vertientes. Si el proyecto de ley triunfa, será más que una demostración de fuerzas del oficialismo, contra el máximo tribunal, al que han cuestionado severamente, tras la pérdida de la pulseada por el dominio del Consejo de la Magistratura.

Los proyectos y la lucha de poder 

Actualmente la Corte Suprema de Justicia está compuesta por cuatro jueces, ya que la única mujer que integraba el cuerpo, Elena Highton de Nolasco se retiró, dejando un lugar que aún no tiene ni siquiera un candidato propuesto por la Casa Rosada para ocupar la vacante.

Esta composición quedó instaurada tras la modificación del 2006, cuando se redujo de nueve a cinco el número de miembros del Tribunal, a partir de un proyecto de ley presentado por la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner aprobado por el Congreso.

Paradójicamente, es la actual presidenta del Senado de la Nación quien ahora pretende aumentar el número de jueces integrantes de la Corte, a través de su flamante bloque Unidad Ciudadana, que promueve varios proyectos para reformar el máximo tribunal.

Entre ellos, se destaca el último desplegado por la senadora Juliana Di Tullio, que pide subir el número de 5 a 9 con la lupa puesta en la diversidad de género, la región y la especialidad.

Otra de las integrantes del bloque, que se dividió para lograr una posición más en el Consejo de la Magistratura, es Silvia Sapag, que presentó un proyecto para extender a 15 los jueces.

En ese mismo camino el aliado del kircnerismo, Alberto Weretilneck, de Juntos Somos Río Negro, pretende elevar el número de ministros de la Corte a 16 con foco en el federalismo y la paridad de género.

Por su parte, en representación del Frente Nacional y Popular, el sanluiseño Adolfo Rodríguez Saá también presentó un texto para reformar al supremo tribunal.

Ahora, los gobernadores oficialistas se suman al juego político para modificar a la Corte Suprema y plantearon conjurar un proyecto con “especialistas y juristas notables de cada una de las provincias” para lograr un tribunal “moderno y efectivo”, a la altura de las Cortes internacionales, según sostienen.