Dólar cara chica:los llevan aPunta delEste para cambiarlos pero hay que cuidarse de la’buzonera’

0
148

Nota extraída de ElCronista por Mariano Gorodisch

Para evitar el sobrecosto que cobran los arbolitos y cuevas por cambiarlos, aprovechan su veraneo esteño y se van con los billetes viejos.

Dólar cara chica: los llevan a Punta del Este para cambiarlos pero hay que cuidarse de la 'buzonera'

Redactor Finanzas y MercadosActualizado el 21/12/2021 09:50 ESCUCHAR2:00 minutos Leer más tarde

Los bancos y casas de cambio uruguayos se vienen acostumbrando a recibir cada vez más argentinos que van con dólares cara chica para cambiarlos por pesos uruguayos.

Como se trata de moneda de curso legal, no se pueden negar a recibirlos, pero tampoco quieren que los tomen de punto. Entonces si va alguien con u$s 500 de cara chica se lo cambian sin problema, pero si van con u$s 10.000 de cara chica le pondrán excusas.

A la buzonera

A quienes tienen una caja de ahorro, los bancos les piden que los depositen en «la buzonera», que es como llaman a los cajeros automáticos que son autoservicios. Pero el problema es que muchas «buzoneras» no toman los cara chica cuando se tratan de billetes muy viejos. 

De ahí que, según cuentan, la clave puede llegar a ser ir cambiando de a poco en distintas casas de cambio, para no despertar la perdiz y poder deshacerse de los dólares cara chica sin tener que hacer frente al 3% de recargo que cobran las cuevas y arbolitos por recibirlos.

A quienes tienen una caja de ahorro les piden que los depositen en los cajeros automáticos que son autoservicios. El problema es que muchos no toman los cara chica si se tratan de billetes muy viejos. 

Del mismo modo, si se va a comprar un celular o una computadora y se paga en divisas, el recargo puede llegar a ser del 5% si los billetes son de cara chica.

La AFIP controla

En la Argentina hay muchos que los depositan en el banco, pero luego cuando quieren retirarlos también les dan cara chica, con el agravante que esos billetes en ciertos casos no son declarados y así pasan a estar blanqueados.

Sergio Toledo, gerente de Impuestos de S&A, aconseja tener la precaución de poder acreditar el origen de los fondos ante la eventualidad de recibir un requerimiento de la AFIP, ya sea porque viene declarando efectivo en dólares o porque durante el año haya recibido esos dólares.

«Hay que tener la precaución de poder justificar la existencia en efectivo que normalmente no se obtienen de un banco», indica.