Dólar hoy: el “blue” pega el salto y alcanza su precio más alto desde julio

0
47

El billete estadounidense que se negocia en el mercado paralelo sube 4 pesos respecto al cierre de la jornada anterior, mientras que los financieros escalan $6 en un día.

En la segunda rueda operativa de una semana marcada por el feriado del lunes, la divisa que se negocia en el mercado marginal mantiene la tendencia alcista y es ofrecida para la venta con una ganancia de 4 pesos respecto al precio de cierre de la jornada anterior.

De esta manera, las cuevas de la city porteña transan el dólar “blue” a $312, lo que marca un máximo desde el pasado mes de julio, cuando la crisis interna hacia el interior del ministerio de Economía despertó al mercado cambiario y a los distintos tipos de cambio que anotaron récords históricos.

Por su parte, el oficial mayorista gana 38 centavos, o 0,2%, y se ofrece a $164,89 para la venta. En este sentido, la brecha cambiaria que lo separa del dólar informal se ubica en los 89,2 puntos porcentuales.

Los dólares financieros

El mismo comportamiento lo registran las paridades bursátiles que este miércoles cotizan al alza. El dólar MEP aparece en pantallas a $318,87, un salto diario de $6 (+1,9%). Es la divisa que permite a los argentinos dolarizarse de forma legal y sin cepo cambiario a través de la compra-venta de bonos en el mercado de capitales.

En la misma línea pero a menor ritmo, el dólar contado con liquidación se negocia a $331,79, un peso más que ayer (+0,3%). Esta herramienta permite liquidar los dólares en una cuenta bancaria fuera de la Argentina.

“Creemos que la suba de las últimas dos semanas de los dólares financieros está relacionada con el mercado de deuda en pesos. En el canje el Gobierno sólo pudo renovar un 20% de los títulos que estaban en manos de privados, y en el último mes tuvo que comprar más de $200.000 millones de pesos de bonos con vencimiento en 2023 y 2024 en el mercado secundario para evitar que se disparen los rendimientos de esos bonos”, manifestó Ignacio Morales, analista de Negocios Financieros de Wise Capital.

El especialista explicó que “esto afecta a los dólares financieros porque, al no poder renovar la deuda, aumentan los riesgos de una corrida en los bonos similar a la de junio. Y los inversores prefieren comprar dólares para dormir tranquilos”.