Dos ministros del Gobierno nombraron como directores de Transparencia a funcionarios que no cumplen con los requisitos mínimos

0
117

Se trata del titular de la cartera de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, y su colega de Transporte, Alexis Guerrera, quienes contrataron mediante una resolución a dos personas que no reúnen las condiciones necesarias para ocupar los cargos

Los nombramientos a dedo en el sector político de la Argentina que benefician a los “amigos del poder” se han vuelto moneda corriente en el país. No obstante, no deja de causar estupor e indignación entre quienes buscan acceder de forma legítima a algún puesto en el sector público.

La reciente polémica llega de la mano de la designación de dos personas que no cumplen con los requisitos mínimos para ocupar los cargos de director de Transparencia, tanto en el ministerio de Desarrollo Social como en el de Transporte. La resolución tiene como responsables a los titulares de ambas carteras, Juan Zabaleta y Alexis Guerrera, respectivamente.

Según la investigación realizada por La Nación, los funcionarios que tendrán su lugar en el Estado son Lautaro Aragón -quien no cuenta con título universitario- y Sebastián Malis -no posee un posgrado en la especialidad que pide la norma-.

“Se autoriza el correspondiente pago del Suplemento por Función Ejecutiva Nivel III del citado Convenio Colectivo de Trabajo Sectorial y se efectúa la presente designación transitoria con autorización excepcional por no reunir el señor… los requisitos mínimos establecidos en el artículo 14 de dicho Convenio”, dice la fórmula con la que a diario se dilapida el mérito de miles de argentinos que podrían acceder a cargos en la Administración Pública si las postulaciones fueran abiertas”, dicen copiadas y similares, las dos resoluciones que nombran al “señor Lautaro Aragón en el cargo de director de Transparencia del Ministerio de Desarrollo Social” y a Sebastián Malis como director de Acceso a la Información y Transparencia de la cartera que conduce Guerrera.

Según consigna el mismo medio, sólo en la última semana existen 39 nombramientos similares distribuidos en todo el Estado y alcanzan, entre otros, a los ministerios de Desarrollo Productivo, Turismo, Cultura, Seguridad, Economía, Hábitat, así como la Secretaría de Asuntos Estratégicos, que maneja Gustavo Beliz, y varios organismos como el Inadi o el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Ante la consulta sobre los antecedentes académicos que reúnen los funcionarios implicados, desde el Ministerio de Desarrollo Social que comanda Zabaleta contestaron que “Aragón tiene experiencia en la gestión pública en el área de transparencia, pero aún no tiene título universitario -cursa la licenciatura en Estudios Políticos en la Universidad Nacional de General Sarmiento- y por eso su nombramiento salió por el procedimiento previsto de excepción. Fue secretario de Innovación Pública y Gobierno Abierto de la Municipalidad de Hurlingham, coordinador del Laboratorio Federal de Innovación Pública de la Mesa Federal de Participación Ciudadana, redactor de ordenanzas de Audiencias Públicas y del proyecto de impersonalidad de publicidad oficial, entre otras”.

En el caso del bonaerense Sebastián Malis, es abogado y concejal de la localidad de 9 de Julio por el Frente Renovador, el espacio de Sergio Massa. De acuerdo a los requisitos del artículo 14, cumple con la condición de título universitario, pero no tiene un posgrado en la especialidad. Desde el ministerio contestaron que sí posee antecedentes.

“Desde 2019 asesora en el proyecto Subte-Data el cual es un programa de información con acceso abierto para el análisis y generación de políticas públicas basado en el subterráneo de la Ciudad de Buenos Aires donde trabaja como asesor legal y de implementación para nuevos modos de transporte”, apuntaron desde la cartera.

Los respectivos nombramientos dejan mucho que analizar, teniendo en cuenta que los funcionarios designados que no cumplen con las condiciones mínimas tendrán a cargo el control de Transparencia de esos ministerios. Justamente de ellos depende el control de los actos administrativos y de que se cumplan los requisitos y las condiciones de cada uno de esos movimientos del Estado. Temas relacionados:Política