Echaron a Javier Milei de un programa de televisión por maltratar a una periodista

0
243

  • 2019-12-07

“¡Quiero humillarla públicamente!” gritó. Fue por un cruce con la periodista Clara Salguero en A24.

El economista Javier Milei reaccionó a los gritos luego de que Clara Salguero – especialista en temas previsionales- contradijera su posición respecto del aumento que planea efectuar Alberto Fernández en los salarios más bajos.

«Dicen que hay que subir el sueldo de todos y acá todos están contentos. El problema es quién lo paga. Todo esto significa que hay más déficit fiscal. Con lo cual, vamos a seguir con la política del déficit fiscal, de la emisión monetaria. ¿Sabés qué vas a tener? Una explosión de pobres e indigentes. El problema de la Argentina es que se empobreció», explicó Milei y luego pidió: «Lo primero que hay que hacer es no mentir con los datos».

Allí, Salguero le quiso hacer una pregunta y Milei reaccionó: «La discusión con vos está terminada. Decime cuál es el porcentaje de pobres. Decime cuántos pobres hay de 65 años para arriba. Primero los datos».


«Ahí tenés los datos. Dejémonos de joder. Dejemos la mentira. Yo no puedo discutir sobre mentiras o apreciaciones personales», dijo Milei, y Salguero le respondió con una pregunta: «¿No es pobre el jubilado que gana 14.062 pesos?».

Esto terminó de hacer enojar al economista, que a los gritos dijo: «¿Cuál es la línea de pobreza?, dale, ¿cuál es la línea de pobreza? ¡No sabe cuál es la línea de pobreza y habla de pobreza!».

Allí se levantó de su silla y le pidió al conductor la Tablet para bajar un informe del Indec que, según él, avalaba su posición. «Dame la tablet. No se puede estar diciendo estas estupideces todo el tiempo. Dame, dame, que quiero humillarla públicamente», le dijo al conductor mientras intentaba tomar tablet de las manos del periodista.

«A mí no me vas a humillar porque los datos de la seguridad social los conozco», le respondió Salguero. Mientras, Milei ya se había parado a intentar recuperar su tablet que el conductor no quería darle.

«Es mi iPad, me lo tenés que dar. Es mío, me lo tenés que dar», le dijo al conductor que le entregó la tablet y le pidió al economista que se calmara. Ante ese pedido, Milei respondió: «No, datos. Lo único que importa acá son los datos. Basta de la mentira. Me pudrí».

Allí el periodista pidió hacer un corte para bajar el tenso momento que se estaba viviendo al aire.

Algunos conceptos tomados del más reciente informe de la consultora Economía & Regiones propone un contexto al debate:

** «En realidad, la situación se complica cada vez más, y la presente coyuntura es más difícil que en el pasado reciente. Es fácil de ver. En las estabilizaciones transitorias previas, el peso siempre se apreciaba luego de estabilizarse post salto. Por el contrario, el peso ahora nunca se apreció. Es más, el dólar se está deslizando muy suavemente hacia arriba, primero con un CEPITO y más tarde con un CEPÓN, lo cual deja entrever que el tipo de cambio real (TCR) de equilibrio de corto plazo está más “arriba”.»

** «(…) La tasa de interés baja (cada vez) más lento y menos, y posteriormente necesita subir (cada vez) más para lograr una nueva estabilización. O sea, la tasa de interés tiene un equilibrio con trayectoria ascendente. También sucede lo mismo con la trayectoria temporal de la inflación minorista y mayorista. La dinámica es siempre la misma. Cae la demanda de dinero y consecuentemente salta el dólar y sube la tasa de interés para estabilizar el mercado cambiario. Luego, los precios reaccionan con retardo. Primero saltan los mayoristas, más tarde responden los minoristas. Tanto el IPIM como el IPC tienen tendencias alcistas. Sin embargo, la próxima administración pretende bajar la tasa de interés como uno de sus principales objetivos de política económica. Dado que la tasa de interés puede bajar si y sólo si la el ahorro aumenta, y en la economía argentina sucede exactamente lo opuesto, la tasa de interés será bajada artificialmente con política monetaria expansiva, es decir; con “maquinita”: pan para ahora, hambre para mañana.»

** «Si bien es importante dejar en claro que la baja artificial de la tasa de interés traerá mayores problemas macroeconómicos en el mediano plazo, hay que remarcar que a nivel micro y en términos financieros, la baja artificial de la tasa de interés puede brindar oportunidades (dependiendo de cada ecuación económica y financiera en particular) de negocio para algunos agentes económicos.»