miércoles, julio 24

El 54% de los hogares está endeudado: ¿cómo impactarán los nuevos créditos subsidiados?

0
139

El Gobierno lanza préstamos a baja tasa para trabajadores y monotributistas con el objetivo de apuntalar el consumo y desendeudar a las familias. ¿Dónde se financian los hogares y para qué?

El 38,5% del total de hogares solicitó financiamiento a familiares o amigos.
El 38,5% del total de hogares solicitó financiamiento a familiares o amigos. freepik.es

En el marco de la pérdida de poder adquisitivo que profundizó la devaluación del 22%, la titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), Fernanda Raverta, anunció la implementación de nuevos créditos para trabajadores asalariados y monotributistas. El objetivo es “impulsar el consumo y desendeudar a las familias”. Sobre esto último, los números la asisten: el 54% de los hogares está endeudado, de manera formal o informal.

El dato surge del primer informe sobre endeudamientos, géneros y cuidados en Argentina, que fue realizado por la CEPAL y el Ministerio de Economía. El estudio, que recoge datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA), indica que el endeudamiento de los hogares con el sistema financiero es equivalente al 4% del PIB. Sin embargo, los bancos no aparecen como únicos prestamistas para las familias. Informate más

De hecho, en los hogares de menores ingresos se reporta mayor dependencia del crédito informal: solo el 20% recurre al financiamiento formal, y el 30% de los hogares encuestados recurren a un mix de las dos vías de endeudamiento. El objetivo tiene que ver fundamentalmente con sostener consumos cotidianos y básicos, muchos de ellos ligados a los cuidados, como la compra de medicamentos o alimentos.

¿Cuál es el origen del financiamiento por fuera del sistema bancario?

Según el informe, el 38,5% del total de hogares solicitó financiamiento a familiares o amigos, el 22,2% pidió fiado o solicitó préstamos en comercios, el 13,9% reportó pedirle prestado al empleador y el 13,8% lo hizo a un prestamista. Por otro lado, al considerar las fuentes formales, el 23,6% de los hogares se financió con tarjeta de crédito, el 19,8% con aplicaciones como Mercado Pago u otras, el 15,8% con el banco, el 12,9% con ANSES y el 12,8% con una financiera.

“A medida que bajás en la pirámide social, hay dificultades porque las tarjetas no te suben, los niveles de endeudamiento se mantienen porque hay un terror al crecimiento de la mora por parte de personas que puedan tomar deuda que después no pueden pagar. Al ponerle un techo los bancos limitan y al limitar empujan a los sectores medio-bajos y bajos a endeudarse en la FinTechs. Entonces, ahí pasamos de la deuda financiera con los bancos a la deuda financiera con la FinTech. Ahí tenés más o menos 120 FinTechs, de las cuales debe haber 10 que concentran el 90% del mercado”, explica el economista y exdirector del BCRA, Arnaldo Bocco.

Como cuenta el economista, una Fintech puede prestar al “200% o 300% de tasa o más también”, aunque el monto del préstamo no sea alto, -promedio $100.000, dice Bocco-. “Lo que ganan de intereses es muy elevado. Te prestan a un plazo relativamente corto, entonces la persona, atosigada por el banco porque no le da para pagar la tarjeta, toma un financiamiento para llegar a fin de mes y a lo mejor a los 30 días ya lo pagó, pero seguirá endeudada con la fintech”, detalla.

Por otra parte, el destino de los créditos tomados por los hogares se agrupa en dos grandes categorías: saldar deudas o realizar nuevos gastos. En general, orientados a los consumos más básicos: el 63,8% de los hogares dijo utilizar el crédito/préstamo solicitado para costear gastos en comida y salud. Este porcentaje asciende al 65,4% en el caso de los hogares cuyo principal sostén son mujeres. Sobre este punto, el dato es preocupante: en los hogares sostenidos por mujeres y con responsabilidad de cuidados de niños y adolescentes, siete de cada diez de quienes se endeudan lo hacen para comprar comida. Sol Prieto, directora nacional de Economía, Igualdad y Género, resalta que los hogares encabezados por mujeres recurren en mayor proporción que los valores a fuentes exclusivamente informales.

“El nuevo crédito para trabajadores ofrece una oportunidad para sanear las deudas informales, al brindar una tasa de interés a la mitad de la que ofrece el mercado financiero, y otorgando tres meses de gracia. Se va a poder acceder a líneas de crédito de hasta $400.000 en 24, 36 ó 48 cuotas y los fondos se depositarán en la tarjeta de crédito bancaria dentro de los cinco días hábiles”, explica la funcionaria. A su vez, se implementarán créditos para monotributistas por hasta $4 millones, a pagar en 24 cuotas a la mitad de la tasa bancaria con garantía 100% del Estado.

La utilización del crédito por parte de los hogares también tiene como fin costear expensas, servicios e impuestos (el 40,8% del total de hogares declara este destino) y, en menor medida, gastos para arreglos de la casa, el auto o la compra de computadoras o celulares (34,2%), gastos de alquiler (29,5%) y cuota del colegio o medicina prepaga (24,7%).

Con relación al uso de financiamiento para saldar deudas, el 39,9% de los hogares declara utilizarlo para cubrir cuotas de préstamos o compras fiadas en comercios. Le siguen aquellos que lo usan para devolver préstamos previos (37,9% del total) y, finalmente, quienes usan estos montos para pagar deudas de tarjetas de crédito atrasadas (34,7%).