El abastecimiento de gasoil en Salta podría normalizarse en siete días

0
178

Hay camiones rumbo a la provincia para abastecer las estaciones de servicio. Advierten que el precio se ha sincerado y que no bajará.

x

Si bien no dan nada por sentado, en el Gobierno de la Provincia estiman que los inconvenientes por la falta de gasoil o diesel en la provincia está camino a resolverse a partir de una serie de gestiones que ayudaron a concretar el envío de camiones de combustible.

«Creemos que en los próximos días, tal vez en una semana, la situación estaría normalizada en toda la provincia, incluso el norte, que es la zona que más está sufriendo la escasez», señaló a El Tribuno el ministro de Producción y Desarrollo Sustentable, Martín de los Ríos.

El titular de la cartera productiva explicó que hubo una serie de factores externos que ocasionaron «un complejo panorama que desembocó en un desordenado aumento de precios, el cual ocurrió hace 10 u 11 días, cuando teníamos el viernes un precio en surtidor y al día siguiente había un incremento del 11 o 12 por ciento, que no fue previsto».

«A partir de ese incremento y de gestiones de la Secretaría de Energía y del Ministerio de Economía de la Nación ante operadores privados, y de priorizar el consumo necesario interno para levantar la campaña de granos, el transporte y las necesidades internas, más un precio nuevo que es el que hoy podemos ver en el surtidor de alrededor de 160 a 170 pesos para el gasoil grado 3, se pudo importar algunos buques del necesario diesel y se empezó a normalizar el abastecimiento interno», detalló De los Ríos.

Indicó que esta normalización «llevará un tiempo porque volver a organizar la logística de transporte, sobre todo para las regiones más alejadas de las grandes refinerías o de los puertos, como el norte provincial, tiene cierta complejidad».

En efecto, el ministro está en el norte, donde se reunirá con productores de Orán por la mañana y de San Martín por la tarde, para explicar las gestiones que se realizaron desde el Gobierno provincial para atenuar los efectos de esta situación, gestiones que comenzaron a partir de marzo, cuando «ya anticipábamos esta realidad».

Un dato alentador es que provincias como Córdoba o Santa Fe ya regularizaron su abastecimiento, mientras que Santiago del Estero está en proceso de normalización. «Esto nos lleva a pensar que tanto Salta como Tucumán y Jujuy deberían empezar a normalizarse en los próximos días», estimó De los Ríos, pero aclaró que estas son previsiones, ya que «el margen de maniobra de las provincias en el marco del mercado de combustibles es limitado. Nuestra misión es proponer, gestionar, propiciar e incluso presionar si es necesario, pero la definición siempre estará en los organismos nacionales».

Agregó que «esto pasa tanto en las resoluciones que anclan o sueltan el precio, como en las distribuciones que se ordenan del mercado de combustibles».

Asimismo, el ministro de Producción y Desarrollo Sustentable advirtió que «ahora debería normalizarse al nuevo precio de surtidor», y que «ya no vamos a conseguir combustibles a 132 o 135 pesos de grado 2 ni 3».

«Con este desordenado pero real sinceramiento de precios que ocurrió, con la voluntad de operadoras privadas y el máximo de productividad de YPF, tendría que normalizarse o avanzar la normalización del abastecimiento, aun en las regiones más alejadas del centro del país, que siempre somos los más postergados», concluyó De los Ríos.

Advierten que el problema no se superó definitivamente

Aunque se espera un alivio a la preocupante situación que se vive por la falta de gasoil, el ministro de Producción y Desarrollo Sustentable de la Provincia aclaró que “de ninguna manera se puede dar por solucionado el problema hacia adelante”.
Explicó que mantener la situación ordenada implica “gestión permanente y armonizar alternativas de solución día a día, porque el precio internacional que hoy se está reflejando en España, que ha tenido que subsidiar a los consumidores para no tener que elevar en los porcentajes que debería el precio, se ha visto en rebrotes inflacionarios en otros países a partir de las consecuencias del conflicto bélico (entre Rusia y Ucrania) y del aumento enorme de los costos de logística de transporte marítimo de cualquier producto pero especialmente de crudo o diesel”. 
En este marco, señaló que “YPF está haciendo todo lo posible, agotando stocks, muchas veces importando a contrarrentabilidad para abastecer el mercado interno, intentando que no se aplique la realidad del precio internacional en nuestro país porque si no tendríamos un costo de combustible mucho más alto, como lo que pasa en Paraguay, Chile y Uruguay”.
Explicó asimismo que “en Argentina intentamos anclar el precio del combustible con generación del producto a partir de nuestros propios yacimientos y refinerías, importando lo menos posible”. 
“Es muy difícil la importación de lo que falta con un precio internacional desmedidamente mayor al del mercado interno”, reveló De los Ríos y sostuvo para finalizar que “YPF, al margen de producir al máximo de su capacidad y de realizar sus máximos esfuerzos, no alcanza a abastecer la demanda si los actores privados no acompañan importando parte de lo que falta”.

Situación del transporte

La escasez de gasoil también afecta al sistema de transporte automotor de pasajeros, cuya flota utiliza este combustible en sus unidades.
Ante las complicaciones que podrían surgir, El Tribuno dialogó con el titular de Saeta, Claudio Mohr, sobre el abastecimiento de gasoil a la flota de colectivos que prestan servicio en el Área Metropolitana, quien advirtió que no están recibiendo todo el combustible comprometido y que están preocupados por esta situación.
“Nosotros estamos preocupados, si bien tenemos stock de gasoil, esta semana no nos hicieron las entregas pactadas en algunas de las empresas. Estamos atentos a lo que pueda pasar, ya que sería muy peligroso que nos quedemos con niveles bajos de reserva”, afirmó Mohr.

f: El Tribuno