El Banco Central subió la tasa de interés de los plazos fijos del 39% al 41,5% anual

0
442

La entidad monetaria que preside Miguel Ángel Pesce decidió aumentar desde mañana de 2,5 a 3 puntos las tasas referenciales de la economía local.

Con los datos de de la inflación de enero, que alcanzó los 3,9 puntos, el Banco Central dispuso una suba para todo el esquema de tasas de interés, en la búsqueda de que los depósitos en pesos puedan ganarle al creciente incremento del índice de precios al consumidor y, a la vez, poder acelerar la suba del tipo de cambio oficial.

En ese sentido, la entidad que preside Miguel Ángel Pesce decidió aumentar este jueves la tasa de referencia Leliq -por segunda vez en el año-, en 250 puntos básicos al 42,5% anual para el plazo de 28 días, desde el 40% actual.

De esa manera, los plazos fijos para personas físicas a 30 días subirán en la misma proporción y tendrán una tasa mínima del 41,5% anual, lo que representa un rendimiento del 50,4% de tasa efectiva anual. Para llegar a ese interés del 50,4%, el depositante deberá renovar su plazo fijo de 30 días durante 12 meses, incluyendo los intereses.

Por otro lado, la Leliq a 180 días pasará a un rendimiento de 47% nominal anual (TNA), equivalente a una TEA de 52,6%. En tanto, la Notaliq (Nota de Liquidez) tendrá una tasa variable, equivalente al rendimiento efectivo anual de la Leliq a 28 días.

Se trata de la segunda suba en el año que el BCRA aplica a la tasa de referencia. El pasado 6 de enero, en su primera reunión del año, el directorio del Central la había elevado al 40%, tras más de un año al 38%. Luego de conocerse el índice de inflación de enero del 3,9%, el BCRA decidió hoy una nueva suba, esta vez de 250 puntos básicos.

Esta nueva suba se conoce después del anuncio del acuerdo con el FMI, en el que la existencia de tasas positivas fue parte central de las negociaciones.

En el comunicado posterior al anuncio, el Fondo explicitó: “Hemos llegado a un acuerdo sobre un marco para la aplicación de la política monetaria como parte de un enfoque múltiple para hacer frente a la persistente alta inflación. Este marco pretende ofrecer tipos de interés reales positivos para apoyar la financiación interna y reforzar la estabilidad”.