¿El BCRA está vendiendo oro de sus reservas?: duro cruce entre consultora preferida de banqueros y el organismo

0
138

Un informe de una de las consultoras más reconocidas en el mercado local lanzó un dato preocupante sobre las reservas en medio de la corrida del dólar blue

¿El BCRA está vendiendo oro de sus reservas?: duro cruce entre consultora preferida de banqueros y el organismo

En medio de la fuerte disparada del dólar blue, que escaló $10 y llegó a un nuevo récord de $570 -tras haber tocado un pico de $577 durante la jornada-, jugadores clave del mercado recibieron este miércoles una noticia intranquilizadora sobre las reservas del Banco Central: la autoridad monetaria habría realizado una fuerte venta de oro en los últimos días.

La novedad se difundió en un informe de la consultora 1816, una de las predilectas en el ambiente bancario. Allí, aparece la bomba sobre las ventas de oro del Central: «Según se desprende del balance semanal del BCRA publicado hace unos minutos, el Central achicó un 11% su posición de oro en la última semana de julio. Desconocemos si fue para financiar parte del pago al FMI de u$s2.700 millones del viernes o sencillamente para que la autoridad monetaria gane algo de liquidez en dólares«.

El informe de la consultora 1816 advierte sobre la venta de oro del BCRA.

El informe de la consultora 1816 advierte sobre la venta de oro del BCRA.

Y agrega: «Durante la gestión de Alberto Fernández es la cuarta vez que hay un descenso en el stock de oro del BCRA (calculamos que al cierre del viernes, al Central le quedaba un volumen de oro de 1,77 millones de onzas versus 1,99 millones la semana anterior).Las otras tres veces que esto sucedió (diciembre 2019, marzo 2020 y diciembre 2021), se trató de un movimiento transitorio, lo que hace suponer que en esas oportunidades el BCRA usó el oro para abastecerse de liquidez por algunos días».

«Desconocemos si esta vez también se tratará de un movimiento transitorio, pero el mercado seguirá estos números con atención a pertir de ahora, teniendo en cuenta los números de las reservas. El stock de oro medido en dólares bajó de u$s3.895 millones el 23 de julio a u$s3.469 millones el 31 de julio», señala el informe de 1816.

Oro del BCRA: el gráfico de 1816 señala una fuerte caída al final de la serie.

Oro del BCRA: el gráfico de 1816 señala una fuerte caída, por debajo de los u$s3.500 millones, al final de la serie.

Oro de las reservas: la desmentida del Banco Central

Tras conocerse el informe de la consultora 1816, el Banco Central salió a desmentir la información y señaló que «no ocurrió» la venta de sus tenencias de oro.

«El balance del Banco Central refleja operaciones financieras habituales para mejorar la rentabilidad de las reservas. Esas operaciones incluyen a todos los activos en poder del BCRA y son auditadas en forma interna y externa. En el caso del oro, el BCRA mantiene la misma posición en dicho metal«, señaló la entidad oficial en un comunicado.

Por otra parte, indicó que «no es la primera vez que se intenta instalar la idea de que el BCRA se desprendió de la tenencia de oro. No ocurrió en el pasado ni ocurrió en esta oportunidad», a la vez que aclaro que «los pagos al FMI se hicieron como se comunicó, con créditos puentes de CAF y yuanes».

«En las últimas jornadas, desde el lanzamiento del programa de promoción de exportaciones, el BCRA adquirió u$s1.053 millones en el mercado de cambio. Lo cual hace absolutamente innecesario tener que recurrir a las reservas en oro del mismo modo que no necesitó hacerlo para afrontar los compromisos del Gobierno nacional», informó.

Las reservas, en récord negativo

Desde 1816 también alertaron sobre el nivel crítico de las reservas. «Al cierre de ayer, las reservas brutas eran de u$s24.000 millones y las reservas netas calculamos que eran negativas en u$s10.000 millones. El stock de reservas brutas se explicaba por u$s12.800 millones de yanes (estimación propia), u$s7.800 millones y u$s3.500 millones residual de oro», detallaron.

Por otra parte, el Banco Central compró este miércoles u$s168 millones en el mercado único y libre de cambios (MULC), en una jornada en la que el dólar agro aportó liquidaciones por u$s157 millones.

Las compras de la autoridad monetaria se dieron en el marco de las medidas implementadas por el Ministerio de Economía para fortalecer las reservas, que incrementaron de $300 a $340 el tipo de cambio diferencial para las exportaciones de economías regionales hasta el 31 de agosto. «El dólar agro aportó hoy u$s157 millones», detalló Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio.

Sin dólares, el BCRA ajusta el cepo: qué riesgos implica para la economía

Los analistas de PPI destacaron que se evidencia en el mercado «una demanda de dólares más reprimida que nunca» y acotó que «se multiplican los reclamos empresarios por nuevas barreras burocráticas que estarían aplicando, resultando insuficiente ya el racionamiento vía SIRA».

En el mercado aseguran que la demanda de divisas está más reprimida que nunca

En el mercado aseguran que la demanda de divisas está más reprimida que nunca

En ese sentido, empresas denunciaron que la AFIP recortó un 25% el monto autorizado para la compra de dólares según el sistema de Capacidad Económica Financiera (CEF).

Al respecto, Andrés Reschini, analista de F2 Soluciones financieras juzgó que «es una medida que tenía alta probabilidad de ocurrencia» pero afirmó que es de «efecto muy limitado en el tiempo». Y advirtió que «termina afectando al nivel de actividad y a los precios».

A su vez, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, comentó que la racha compradora que había logrado el BCRA era «por una doble dinámica, por un lado hay un salto en las liquidaciones del agro que pasaron de un promedio de u$s61 millones (antes de las medidas) a un promedio de u$s177millones, y por una baja de demanda, entregan menos divisas al mercado».

Sobre las nuevas restricciones impuestas por la AFIP a importadores, Menescaldi sostuvo que «es una medida mirando al futuro» y dijo que «en meses previos otorgaron muchas habilitaciones, más de las que podemos pagar y estas medidas van a moderar el efecto en las necesidades financieras externas en el último trimestre del año».

Por su parte, el economista Federico Glustein opinó que «es una medida para cuidar levemente las reservas, es más bien para fomentar cierto miedo al cierre total», y aseguró que «el impacto va a ser una burocracia imperante haciendo un bloqueo innecesario que podría disparar precio». También auguró que «hay una posibilidad que haya desabastecimiento y freno de actividad industrial derivada».

El analista financiero Gustavo Ber concordó que «es una nueva medida que apunta a morigerar la dinámica negativa de las reservas, situación que se está dando incluso con las importantes liquidaciones recientes del dólar agro».