miércoles, julio 24

¿El BCRA volverá a bajar la tasa en mayo o tomará un respiro?: esto anticipan los expertos

0
65

La entidad monetaria bajó el martes la tasa de política monetaria en otros 10 puntos porcentuales. Fue el sexto descenso desde la asunción de Javier Milei i

¿El BCRA volverá a bajar la tasa en mayo o tomará un respiro?: esto anticipan los expertos

Tras el dato de inflación de abril de 8,8%, con lo cual volvió a ser de un dígito por primera vez en seis meses, el Banco Central bajó la tasa de política monetaria tal como el mercado esperaba. Pero la gran incógnita ahora es si la entidad monetaria volverá este mes a reducir la tasa o se tomará una pausa, y en ese caso, hasta cuándo.

La entidad monetaria el martes último bajó la tasa de política monetaria en otros 10 puntos porcentuales y la ubicó en el 40% nominal anual (TNA), que equivale a 3,3% de Tasa Efectiva Mensual (TEM). Y otra vez los bancos también redujeron la rentabilidad de los plazos fijos tradicionales, la mayoría, en un rango de entre 28% y 32% de TNA, es decir un rendimiento de entre 2,3% y 2,6 % mensual.

Fue la sexta baja de tasas desde la asunción del gobierno de Milei. La magnitud del recorte sorprendió al mercado que esperaba un ajuste más acotado en torno a 5 puntos porcentuales. A diferencia de otras veces que la seguidilla de bajas de la tasa no tuvieron un gran efecto sobre el valor del dólar blue, en esta oportunidad tras la medida, la divisa informal pegó un salto y alcanzó a $1.100, su máximo valor en tres meses.

El gobierno tiene como objetivo el Plan 3 Patitos (222):Se trataría de mantener el crawling peg del 2% mensual; bajar la inflación núcleo al 2% mensual, y también a la tasa de interés. Sin embargo, algunos analistas plantean que la tasa monetaria debe ubicarse por arriba del ritmo de devaluación para no desalentar la liquidación de los exportadores en un escenario donde es crucial acumular reservas netas.

Tasa: los múltiples objetivos para bajarla

El presidente Javier Milei afirmó esta semana al hablar ante empresarios en un encuentro organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP) que «estamos cada vez más cerca de abrir el cepo cambiario», pero lo condicionó a la previa resolución «el problema de los pasivos remunerados» entre otros factores.

Los analistas plantean que justamente la magnitud del nuevo recorte de la tasa y la manera en que se coordinó con la licitación de deuda del Tesoro Nacional confirma que el objetivo es muy claro: licuar lo máximo posible ese stock por menor emisión de intereses por pases, y así reducir el déficit cuasifiscal y así avanzar en el saneamiento del balance de la entidad.

Prevén que el BCRA podría bajar la tasa una vez más para seguir licuando sus pasivos remunerados y favorecer licitaciones de deuda del Tesoro

Prevén que el BCRA podría bajar la tasa una vez más para seguir licuando sus pasivos remunerados y favorecer licitaciones de deuda del Tesoro

En ese sentido, los analistas de Facimex Valores estimaron que con la nueva  baja de la tasa «la carga anualizada de intereses de los pasivos remunerados bajará a 36% de la base monetaria amplia en pesos y alcanzará mínimos desde mayo de 2022».

Otro de los objetivos es favorecer la colocación de deuda del Tesoro, forzando la migración de la liquidez bancaria hacia los títulos de deuda. Con ese fin, en simultáneo con la medida del BCRA, el Tesoro en la licitación de deuda de esta semana ofreció en el menú LECAPS que por primera vez incluyeron una tasa mínima mensual superior a la tasa monetaria.

Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, remarcó: «Con la baja de tasas tienen un doble objetivo, licuar los pasivos remunerados y que vaya la plata de los pases a los bonos del Tesoro. El gobierno tiene que cancelar u$s2.700 millones en julio y hoy tiene u$s80 millones nada más, así que el resto lo tiene que conseguir».

Un informe del fondo de inversión MegaQM destacó que otro de los objetivos es «el fomento del crédito: en la medida en que siguen bajando las tasas de interés, los bancos se encuentran con una necesidad de encontrar alternativas de inversión que les generen tasas mayores de interés, porque sus gastos ajustan por inflación, pero sus ingresos caen, porque en general ante menos tasas nominales, bajan los spreads». Y señaló que «eso implica que probablemente salgan a ofrecer nuevas líneas de crédito que, a un nuevo nivel de tasas, pueden resultar atractivas para las empresas».

Tasa: ¿hay margen para volver a bajar la tasa y cuándo?

Alejandro Giacoia, analista de EconViews, comentó a iProfesional que «no descarto que el BCRA vuelva a bajar la tasa, puede hacerlo tranquilamente porque el cepo sigue prácticamente sin cambios, y eso le da bastante espacio para bajarla, por todas las restricciones que hay sobre la demanda de dólar oficial y Contado Con Liquidación, y por otro lado, por la oferta que le llega al CCL por el dólar blend, sobre todo ahora en plena cosecha».

Juan Manuel Franco, economista jefe del grupo SBS, planteó que «ante datos de alta frecuencia que siguen apuntando a una desaceleración inflacionaria, el BCRA podría volver a recortar tasas de referencia, pensando en continuar reduciendo stocks reales de pasivos remunerados». No obstante, el especialista consideró  que «hoy tiene algo menos de espacio que antes, con una inflación que hace semanas ya se ubica cómodamente en un dígito, con el fenómeno más acentuado para la inflación núcleo».

Analistas creen que el BCRA esperará un par de semanas para recortar la tasa para ver si se consolida baja de inflación

Analistas creen que el BCRA esperará un par de semanas para recortar la tasa para ver si se consolida la baja de inflación 

Menescaldi sostuvo que en el gobierno «piensan que si bajan la tasa, bajan la inflación», y juzgó: «para mi debilitan la demanda del peso, no la fortalecen,  qué es lo que deberían hacer si es que quieren salir del cepo».

«Lo que quieren es que migren los pases al Tesoro y por eso también subieron las tasas de corto de Lecaps. Creo que van a intentar hacer una baja más de la tasa, porque quieren que la referencia pase a ser la tasa del Tesoro», opinó.  A su criterio, «hay que empezar a ver qué pasa con la tasa del Tesoro, yo creo que el BCRA va esperar un par de semanas eventualmente para volver a bajar la tasa monetaria».

Para Fernando Baer, economista jefe de Quantum Finanzas, espera que «hacia fines de mayo podría haber un nuevo recorte de la tasa dependiendo de cómo siga la inflación». Y enfatizó que «con cepo la pueden seguir bajando porque la cantidad de dinero cae fuerte».

En sintonía, Pablo Repetto, jefe de Research de Aurum Valores cree que «es probable que el BCRA baje la tasa más a fin de mes, o más factible, a comienzos de junio». El economista estima que «van a esperar más datos que refuercen la idea de desinflación».

De igual mirada, Agustín Etchebarne, director general de la Fundación Libertad y Progreso estimó que para volver a recortar la tasa «van a esperar a ver un nuevo escalón de baja en las expectativas de inflación» dado que «falta todavía terminar el ajuste de precios relativos porque se han postergado algunos aumentos de tarifas». Y subrayó:»no veo por ahora una baja adicional de las tasas del BCRA».

El equipo de research de Adcap Grupo Financiero evaluó que «el Banco Central va a seguir bajando las tasas como lo viene haciendo, la discusión que estamos teniendo es cuándo será la próxima y en qué medida, si va a ser de 10 puntos o más o menos». Y alegaron que «la realidad es que la baja de la inflación sumado a que el objetivo es sanear el BCRA, todavía les da aire para seguir haciéndolo; en nuestra opinión, las tasas deberían dejar de bajar cuando la inflación mensual empiece a mostrar rigideces a la baja».

En materia de tasas, el BCRA actúa en tandem con el Tesoro para forzar la migración de la liquidez bancaria a títulos de la deuda

En materia de tasas, el BCRA actúa en tandem con el Tesoro para forzar la migración de la liquidez bancaria a títulos de la deuda

Por su parte, el operador Gustavo Quintana, de Pr cambios, comentó que «las proyecciones sobre la desaceleración de la inflación sugieren que la decisión de mantener la secuencia de bajas de la tasa está tomada, no estoy seguro si en lo que resta de mayo pueda suceder, pero creo que va a ocurrir a más tardar en junio».

Tasa: ¿es factible que la rebaja llegue a 2% para alinearla al ritmo devaluatorio?

El analista financiero Gustavo Ber consideró que «en caso de continuar el proceso de desinflación, y las menores expectativas, creo que puede haber espacio para seguir bajando la tasa». Y especuló que «posiblemente haya un impasse durante mayo y en junio puedan bajar otros 10 puntos, camino durante el segundo semestre hacia el ritmo del crawling-peg ya cuando se encuentren más cerca de avanzar hacia la salida del cepo», especuló.

En cambio, Emiliano Anselmi, economista jefe de PPI, cree que «cada vez hay menos espacio (para bajar la tasa) con el crawling peg en 2% mensual». Y recalcó que «podría haber alguna baja adicional, pero la tasa tiene que seguir viajando por arriba del crawling»

«Equipararla al ritmo del crawling sería riesgoso. Los exportadores no tendrían incentivo a liquidar y podría trabarse el mercado de cambios; les estarías ‘regalando’ el apalancamiento», fundamentó.

En ese marco, el experto consideró que bajarla hasta «24% TNA sería el límite» aunque añadió que «también existe la chance que baje el crawling, eso abre otro juego, da espacio».

Con la misma mirada, Franco aseguró que «es necesario que la tasa en pesos se mantenga algo por encima del crawl para evitar desincentivos en materia de liquidación de exportaciones, en especial en un contexto en que se busca acumular reservas».

Para algunos analistas, la tasa monetaria no debe estar alineada al crawling peg de 2% mensual, sino que debe ubicarse por arriba

Para algunos analistas, la tasa monetaria no debe estar alineada al crawling peg de 2% mensual como busca el gobierno, sino que debe ubicarse por arriba

Menescaldi concordó que la tasa monetaria «tiene que ser más alta que la del crawling peg por que sino puede que no te liquiden, que no hagan carry trade, y más baja que la del Tesoro».

A su vez, el economista Federico Glustein sostuvo que el BCRA «tiene margen para reducir la tasa dado la pendiente hacia abajo de la inflación mensual, pero no estoy seguro de una nueva baja en mayo, porque disparó parte de las cotizaciones de los dólares, sumado a generar cierto ruido en el mercado sobre lo que va a pasar a futuro».

Según su visión, el BCRA podría bajar la tasa «para mitad de junio a un rango de entre 2,8% a 3% mensual, una baja leve para luego si equipararla al crawling peg». Y vislumbra que «podrían estar alineadas en septiembre u octubre».

Asimismo, Ignacio Zorzoli, director de Finanzas del Centro de Estudios Económicos Argentina XXI, expresó que «no creo que la tasa se vuelva a bajar en el corto plazo, por lo menos no hasta el mes que viene».

«Pero si la inflación continúa su sendero decreciente es más que factible que el BCRA continúe en búsqueda de una tasa del 2% que acompañe el crawling peg. De todas formas, que se logre llegar a ese valor va a estar supeditado a que la tasa de inflación llegue también al 2% mensual, lo que todavía no es factible en el corto plazo», afirmó Zorzoli. Y advirtió que «pensar una sin la otra sería recrudecer los desequilibrios macro que se buscan corregir».

«El motivo de la búsqueda del BCRA de seguir bajando la tasa es continuar con la licuación de pasivos remunerados y reactivar la economía con crédito a tasas razonables. En tanto estén esos drivers y la inflación acompañe es de esperar que política monetaria siga este sendero de bajas hasta llegar a ese número», concluyó.