El Comité Olímpico instalará camas de cartón para dificultar el sexo entre atletas

0
263
Son 18 mil y se repartieron entre las 3800 unidades donde vivirán los atletas durante la competencia. Buscan desalentar encuentros íntimos en la Villa El Comité Olímpico Internacional (COI) anunció este miércoles que colocará camas de cartón y no repartirá preservativos entre los atletas para desmotivar las relaciones sexuales durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ante el peligro de contagios de coronavirus.

Según comunicaron, se colocarán 18 mil camas “anti sexo”, denominadas así por la poca resistencia que ofrecen a los movimientos bruscos y porque solamente soportarán el peso medio de un atleta.

“Esas camas pueden aguantar hasta 200 kilos. El comité organizador pensó en objetos reciclables, y la cama fue una de las ideas”, explicó Takashi Kitajima, director general de la Villa Olímpica, en una rueda de prensa con medios locales.

Además, será la primera vez desde 1988 que no se repartirán preservativos, como otra medida de persuasión.

Las otras medidas preventivas son el desaliento a sentarse a menos de un metro y medio de distancia en los dos comedores, minimizar los contactos sociales y la colocación de pantallas de plástico para evitar la emisión de gotas de saliva.

Los Juegos, que serán del 23 de julio al 8 de agosto, tendrán su Villa Olímpica en la ciudad de Harumi. Los deportistas podrán visitar el Parque del Puerto, la Casa de la Relajación, un enorme patio de juegos y el complejo multifuncional.

En su tiempo libre, los atletas podrán salir a varias zonas verdes integradas en la Villa, acudir a espacio de recreo con videoconsolas, tenis de mesa o aparatos de realidad virtual; o visitar una plaza donde contarán con diversas tiendas y servicios, pero en ningún caso podrán abandonar las instalaciones olímpicas por su cuenta.

A la hora de desplazarse a instalaciones de entrenamiento o a las sedes de competición, los participantes en los Juegos dispondrán de un sistema especializado de taxis y autobuses, ya que no se les permite tomar el transporte público.

Además de someterse a test diarios de coronavirus, los atletas deberán cumplir con medidas para prevenir posibles contagios durante su estancia en Japón, y en caso de incumplimiento se exponen a sanciones que podrían incluir su descalificación de los Juegos para las infracciones más graves.