El Congreso de Estados Unidos respaldó el fallo argentino por el atentado a la AMIA

0
75

Los presidentes de comités de Relaciones Exteriores en el Congreso de EE. UU. elogiaron “el enorme coraje de los jueces” tras responsabilizar a Irán por los ataques terroristas.

El Congreso de Estados Unidos expresó su respaldo al fallo de la justicia argentina que responsabilizó a Irán y Hezbollah por los atentados a la AMIA y la Embajada de Israel. 

Los presidentes de los comités de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y del Senado, Michael McCaul y Ben Cardin respectivamente, destacaron “el enorme coraje de los jueces” argentinos por llevar a cabo este proceso.

El pasado 11 de abril, la Cámara Federal de Casación Penal de Argentina sentenció que los ataques contra la embajada de Israel en 1992 y la AMIA en 1994 “respondieron a un designio político y estratégico” de la República Islámica de Irán y ambos fueron ejecutados por la organización terrorista Hezbollah. 

En respuesta a este fallo, el Congreso de Estados Unidos emitió un comunicado expresando su apoyo. “El viernes, el tribunal superior penal de Argentina halló a Irán responsable de ordenar los atentados terroristas de 1992 y 1994 contra la Embajada de Israel y la AMIA. Elogiamos el enorme coraje de los fiscales y jueces argentinos que trabajaron para brindar transparencia a las víctimas”, indicaron.

Y completaron: “Estados Unidos debe apoyar a quienes buscan justicia y los crecientes esfuerzos por acosarlos”.

A poco de cumplirse 30 años del atentado, el fallo de Casación también estableció que los ataques constituyen crímenes de “lesa humanidad”, permitiendo a la Argentina presentar una demanda formal contra Irán. 

En tanto, el juez Carlos Mahiques planeó que dicho reclamo puede ser realizado por vía diplomática por medio de un tribunal arbitral o incluso por medio de la Corte Internacional de Justicia, es decir, el principal órgano judicial de las Naciones Unidas.

De hecho, en diálogo con Infobae, fuentes judiciales informaron que la sentencia –dictada por los jueces Carlos Mahiques, Diego Barroetaveña y Angela Ledesma–, incluye una definición sobre el derecho a la verdad de las víctimas y sus familiares, y la posibilidad de que demanden a los responsables, entre ellos, al Estado Islámico de Irán.

En esta línea, Casación remarcó que el atentado tiene carácter de delito terrorista internacional yihadista, el cual fue organizado, planificado, financiado y ejecutado por integrantes de organizaciones que reportan orgánica, funcional e ideológicamente a un Estado (como es el caso de Hezbollah).

Aparte de determinar la responsabilidad sobre los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA, la sentencia también definió una fuerte exhortación a los jueces a cargo de las causas conexas que todavía continúan en trámite. 

Asimismo, se planteó que los poderes ejecutivo y legislativo definan a la brevedad políticas públicas en relación a la instauración del proceso en ausencia, la creación de agencias federales de investigación para delitos complejos como el terrorismo, la modernización y dotación de mayores recursos en el proceso de sistematización y conocimiento de la documentación de inteligencia que fue desclasificada.

En el marco de la revisión de la absolución del primer detenido en la causa, Carlos Telleldín, se ratificó la decisión de que la camioneta que vendió no fue la que se usó como “coche- bomba” debido a que no se cuentan con pruebas suficientes que lo vinculen.

Por otra parte, se llevó a cabo un fallo paralelo donde se revisó el expediente ante algunas irregularidades. Así, Casación confirmó la mayoría de las condenas pero modificó las penas de algunos casos. Este fue el caso del ex juez Galeano, quien quedó condenado a cuatro años; mientras que la sentencia para los ex fiscales Eamon Müllen y José Barbaccia quedó en dos años de prisión.