El día que Aníbal Fernández escapó de la policía en el baúl de un auto

0
166

El flamante ministro de Seguridad estuvo prófugo de la Justicia durante 48 horas mientras era intendente de Quilmes

La vuelta de Anibal Fernández a la escena política tras ser designado como ministro de Seguridad en reemplazo de Sabina Frederic trajo consigo el recuerdo del curioso suceso en el que habría escapado de la policía escondido en un baúl.

Corría el año 1994, un joven Anibal Fernández que por ese momento era intendente de Quilmes aunque se encontraba prófugo de la Justicia y era buscado por la policía ya que sobre él recaía una orden de captura.

En la mañana del 26 de octubre el juez en lo Correccional y Criminal, Ariel González Eliçabe, ordenó su captura en el marco de una investigación por irregularidades en el negociado de la deuda de Quilmes con la empresa Aguas Argentinas: de acuerdo a la investigación judicial, había falsificado un documento público.

Durante 48 el por entonces intendente quilmeño tuvo paradero desconocido hasta que la Cámara de Apelaciones le concedió el hábeas corpus presentado por sus abogados.

Cuando la orden del juez se hizo efectiva y la policía lo fue a buscar a la municipalidad de Quilmes, Fernández habría huido escondido en el baúl de su por entonces amigo y abogado, Martín Ordoqui. El mismo, a partir de aquel “favor”, comenzaría una meteórica carrera regada de favores políticos hasta llegar al cargo de juez de Casación. En el año 2018, Ordoqui fue suspendido al comprobarse que integraba una banda delictiva y fue acusado de los presuntos delitos de tráfico de influencias y asociación ilícita.

Ya con el escándalo dejado atrás y como jefe de Gabinete en el Gobierno de Cristina Kirchner, fue consultado por esa situación y negó haber escapado en la parte trasera del auto de su abogado y que sólo se mantuvo alejado de la policía “para resguardar la investidura” de intendente.