El dólar “blue” se dispara 5 pesos y cotiza a $291

0
102

La divisa que opera en el mercado marginal mantiene en septiembre una ganancia de un peso respecto al valor con el cuál cerró durante agosto. Por su parte, la brecha cambiaria vuelve a acercarse a los 100 puntos porcentuales

En la segunda rueda del martes, y a pocas horas de que deje de operar el dólar soja, la cotización libre pega el salto y escala a $291. Esta suba representa una ganancia de 5 pesos respecto al precio al cual cerró durante la jornada del lunes y 1 peso más que el valor al cual fue ofrecido el último día de agosto. Cabe destacar que en lo que va del año, la divisa marginal sube 83 pesos o un 40 por ciento.

Por su parte, el oficial mayorista avanza 30 centavos, a $146,57, en la operatoria interbancaria. Desde el 1 de enero del 2022 se ha incrementado $43,85 o un 42,7 por ciento. En ese sentido, la brecha cambiaria con el billete verde que se ofrece en el mercado paralelo se ubica en el 98,5%.

Al respecto de los dólares bursátiles operan sin grandes variaciones. Mientras el dólar MEP se ofrece a $295,96, -una caída diaria de $1,50 (-0,5%)-, el contado con liquidación se mantiene estable en los $307,11 (+0,1%).

El panorama económico a nivel global y nacional

Actualmente, los mercados globales mantienen sus números en rojo ante la expectativa por una recesión y en medio de la preocupación sobre el futuro de las altas tasas de interés.

“Ayer, en otro día de gran nerviosismo en los principales mercados del mundo, los dólares financieros fueron a contramano de las principales monedas de la región. El CCL bajó 1,7% mientras las monedas de nuestros vecinos se depreciaron más del 2%. Creemos que algunas intervenciones de organismos ‘oficiales’ lograron aislar momentáneamente al CCL de la volatilidad emergente”, sostuvieron desde Delphos Investment.

En relación al contexto económico argentino, Consultatio Investment manifestó su postura: “Hasta aquí, el ‘Plan Massa’ puede describirse como un plan de ajuste en tres velocidades: de shock, cuando se lo evalúa en el plano monetario, gradualista cuando lo hacemos en términos fiscales, y procrastinador en el plano cambiario”, consideraron.

Y agregaron: “El facilitador de esta inconsistencia temporal en estos tres planos fue el ‘dólar soja’, a nuestros ojos un caballo de Troya que lleva consigo un adiós al régimen cambiario tal cual como lo conocemos y preanuncia un desdoblamiento más formal y más amplio”.