sábado, julio 20

El dólar financiero tocó su nivel más bajo en más de un mes: hasta cuándo puede durar el “veranito” cambiario

0
152

Los tipos de cambio implícitos en los bonos hilvanan varias ruedas en baja. Los especialistas explican que la revalorización del peso es coyuntural. Los motivos detrás de los movimientos de los últimos días.

El dólar financiero acumula varias ruedas en baja y este jueves terminó cerca de los $1100. La tendencia afecta tanto a la versión local, el dólar MEP, como la que permite girar las divisas al exterior, es decir, el contado con liquidación. La apreciación del peso se traduce en la reducción de la brecha.

En el caso del dólar MEP, cerró este jueves a $1186,86, el valor más bajo desde el 4 de enero. La brecha con respecto al oficial fue de 30%. El contado con liquidación, en tanto, finalizó el día a $1153,96. Esa cifra fue la cotización más barata desde el 12 de enero y llevó la distancia con el oficial a 38%.

Para los analistas de Aurum, de todos modos, la distancia entre el tipo de cambio oficial y los financieros no termina de cerrarse porque los precios van mucho más rápido que la devaluación. “Producto de la inflación, la brecha cambiaria se mantiene, dado que el crawling peg está siendo insuficiente para cerrarla, con lo cual tenemos expectativas de una eventual devaluación”, dijeron en un reporte.

El presidente de la Naión, Javier Milei, dijo en los últimos días que la dolarización no se podrá llevar adelante este año. (Foto: REUTERS/Agustin Marcarian).
El presidente de la Naión, Javier Milei, dijo en los últimos días que la dolarización no se podrá llevar adelante este año. (Foto: REUTERS/Agustin Marcarian).

Los analistas privados indican que la apreciación del peso es temporal. En ese sentido, la consultora Outlier sostuvo que hay una combinación de factores que explican esta baja del dólar financiero. Entre ellas, mencionaron:

  • Las definiciones oficiales que pospusieron la dolarización, plantearon la unificación recién en junio y confirmaron el deslizamiento del dólar a 2% mensual hasta entonces.
  • Se sostiene el atractivo de los instrumentos de inversión que ajustan por inflación, aun en plazos que van más allá de marzo, debido a los aumentos de precios regulados que se están confirmando para los próximos meses. Eso alienta las posiciones en pesos.

A su turno, Matías De Luca, economista de Empiria, sumó que el dólar financiero también baja cuando suben los bonos argentinos, algo que sucedió en los últimos días. “A nivel global, los activos de economías emergentes mejoraron un poco y eso ayuda. Eso se combina con expectativas locales con respecto a la cosecha y, quizás, alguna alianza política que contribuya a la gobernabilidad. Eso revaloriza los bonos en dólares y, consecuentemente, baja el dólar financiero”, sostuvo.

Otro punto que suma al “combo” que fortalece al peso es que, tras los feriados de Carnaval, hubo mayor oferta de dólares, tanto en el mercado oficial como en el financiero. Esto sucede porque los exportadores todavía pueden ingresar un 20% de las divisas que por el contado con liquidación.

Dólar: una baja que no ilusiona

La pregunta que se hacen quienes tienen un excedente de pesos que quieren pasar a dólares es si la baja del tipo de cambio financiero continuará o si lo mejor es dolarizarse ahora. Los analistas advierten que la reducción parece más bien coyuntural.

“Estas bajas son transitorias. De todos modos, esperamos que la brecha del contado con liquidación oscile entre 40% y 50%. Dentro de esos parámetros es lo esperable. Luego, cuando llegue la cosecha gruesa hacia abril, la distancia se podría moderar”, afirmó De Luca.

Advierten que la compresión de la brecha entre el dólar oficial y los financieros puede revertirse rápidamente. (Foto: Adobe Stock)
Advierten que la compresión de la brecha entre el dólar oficial y los financieros puede revertirse rápidamente. (Foto: Adobe Stock)

Por su parte, los analistas de Outlier advirtieron que hay que ser cuidadoso al momento de observar la compresión del tipo de cambio bursátil. “Los dólares financieros, y con ellos la brecha, suelen sobrerreaccionar, con el potencial riesgo de reversión parcial. Con lo cual, es importante ser prudentes y cubrir las posiciones que puedan tomarse”, alertaron.