lunes, junio 17

El dólar oficial está quedando barato por la estrategia de Caputo: ¿cuánto debería valer según el mercado?

0
140

El «Lado B» de la euforia en los mercados. El Gobierno espera una liquidación récord de la cosecha. Advertencia del FMI, Cavallo y López Murphy

Con las únicas excepciones de los años de la Convertibilidad, del segundo gobierno de Cristina Kirchner y de una parte de la administración Macri, cualquier comparación histórica sobre el tipo de cambio real determina que el dólar actual está a punto de entrar en un fuerte atraso.

La conclusión forma parte de los análisis de la mayoría de las consultoras económicas, a pesar de que el Gobierno aplicó una fuerte devaluación a mediados de diciembre. «Le dije a (Luis) Caputo que ponga el dólar a $800», reveló Javier Milei en las últimas horas, durante una entrevista radial y por redes.

En aquel momento, la suba del dólar fue del 118% y dejó al tipo de cambio bien competitivo. Sin embargo, ese colchón se fue perdiendo con el correr de los meses. A 120 días de aquella medida, hoy la paridad (real) está a punto de quedar nuevamente atrasada.

El deterioro real del tipo de cambio se produce en plena fiesta financiera. Los bonos no paran de subir, y el «riesgo país» ya quebró el piso de 1.200 puntos. Sin embargo, para amortiguar la inflación, el Gobierno decidió que el «crawling peg» mensual se mueva apenas en el 2%, contra una inflación que acumula más del 70% desde el momento de la devaluación.

Las pruebas del atraso cambiario

El economista Amílcar Collante hizo una estimación del escenario cambiario de las últimas tres décadas.

Es interesante visualizar los distintos tipos de cambio a través del tiempo. Medido en precios constantes, el dólar mayorista de hoy -de $865- es muy similar al que existía en la primera etapa del gobierno de Mauricio Macri. Después de levantar el cepo y liberar el mercado financiero, aquel dólar cercano a los $14, hoy sería de $837.

Caputo quiere evitar una devaluación a toda costa e insiste en que el dólar de equilibro

Caputo quiere evitar una devaluación a toda costa e insiste en que el dólar de equilibrio es más bajo de lo que espera el mercado.

Lo más interesante, no obstante, es la comparación con lo que podría denominarse «dólar Francos» -el sugerido de $650 del ministro de Interior, antes de la asunción del gobierno de Milei-, que hoy sería equivalente a $1.095. Es decir, aproximadamente un 25% por debajo del actual nivel del dólar.

¿Adónde quedó el dólar de $800, con el que Milei inauguró su gestión? Traído a precios de hoy, esa paridad se encuentra en $1.350 aproximadamente. Sin embargo, es posible que ese valor sea más alto que el necesario para que la economía argentina pueda funcionar. ¿Será así?

En el otro extremo, también es cierto que el precio del dólar oficial de hoy ($865) supera en un 33% al que existió, en promedio, durante la convertibilidad. El promedio de aquellos años (1991-2001) fue de $650, a valores de hoy en día.

López Murphy le puso precio al dólar de equilibrio

El ex ministro de Economía de la Alianza, Ricardo López Murphy, está seguro que la Argentina necesita un dólar más alto si quiere volver a crecer.

¿Cuánto más alto? En torno a los $1.300 por dólar, a valores de hoy. Es decir, bien por encima de los $865 que vale en el mercado mayorista.

López Murphy argumenta que ese precio sería una reedición de una buena época de la economía, donde existía superávit en la cuenta corriente. Concretamente, la paridad que existió durante los años 2003 a 2006 luce muy parecida a esos $1.300 traídos a estos días.

Ricardo López Murphy estima que el dólar de equilibrio se ubica hoy en los $1.300.

Ricardo López Murphy estima que el dólar de equilibrio se ubica hoy en los $1.300.

Para el economista, la clave para recuperar a la economía pasa por asegurar un superávit de la cuenta corriente. Está convencido de que la única manera de impulsar la actividad es mediante el ingreso de capitales como inversiones a la economía real, algo que sólo sucederá con un tipo de cambio atractivo.

«Yo no veo a nadie interesado en invertir con este tipo de cambio», dice el también diputado.

Un camino difícil

En su último informe a los clientes, la Fundación Capital hizo una estimación sobre la evolución del atraso cambiario.

«En un escenario de nominalidad descendente, donde la inflación alcanza el dígito mensual a partir de abril (7% mensual promedio en el segundo trimestre) y donde continúa el crawling peg del 2% mensual, el tipo de cambio alcanzaría hacia mitad de año los $748 a valores actuales», afirma el estudio realizado por el economista Carlos Pérez.

«Se encontraría un 5,1% por debajo de la salida del cepo cambiario de 2015 y un 32,8% por debajo de aquel registrado en promedio entre 2003-2008, que fue un tipo de cambio que permitió acumular reservas internacionales», enfatizó en la misma sintonía que López Murphy.

Esta misma tendencia, y la lógica de acumulación de reservas, sólo apta con un tipo de cambio competitivo, también es monitoreada con atención por el FMI.

El FMI sostuvo que

El FMI sostuvo que el tipo de cambio debe «complementarse con una política monetaria y cambiaria consistente».

El Fondo, en su última declaración sobre la Argentina, mencionó que el tipo de cambio, además de tener un ancla fiscal, «debe complementarse con una política monetaria y cambiaria consistente y bien comunicada para apoyar de manera duradera la acumulación de reservas y la desinflación».

Cavallo, a su vez, cruzó a Milei en su última nota en su blog. Dijo: «El tipo de cambio CCL no es un tipo de cambio verdaderamente libre, porque existen muchas restricciones para el acceso a este mercado».