El economista que Macri quiere como ministro de Economía

0
96

El ex mandatario respondió la consulta sobre qué profesional podría conducir la cartera de economía en caso de volver a ocupar la silla presidencial y analizó el desempeño de varios ex funcionarios durante su gestión. Además, se refirió al kirchnerismo como un “ciclo terminado” y aseguró que incluso hacia el interior de la coalición oficialista, Alberto Fernández “es cuestionado”.

La carrera electoral por la presidencia que se desarrollará en Argentina en 2023 comienza a dejar asentadas las principales frases de quienes se perfilan para competir políticamente el próximo año. Entre los que buscan que si coalición obtenga el lugar, aparece el ex mandatario Mauricio Macri, quien en las últimas horas dio varios títulos sobre la coyuntura político económica que atraviesa el país y se animó a dar una aproximación sobre quién podría ocupar el rol de titular en uno de los ministerios más importantes del Gobierno.

En diálogo con José del Río para LN+, el referente de Juntos por el Cambio se refirió al último equipo de funcionarios que trabajó durante su gestión y aseguró que Carlos Melconian, el ex Presidente del Banco de la Nación, podría ser ministro de economía.

“A Melco, bueno, todos lo conocemos, así que siempre está por entrar a la cancha. A mí me gustaría algún día verlo de ministro de Economía. Tiene mucha vocación”, sostuvo el líder del PRO, al mismo tiempo que opinó sobre las críticas que recibió Marcos Peña en su labor como jefe de Gabinete: “Creo que cada vez se va a valorar más lo que hizo. Las muy buenas cosas que se hicieron, por empezar, en la política exterior, tuvieron mucho que ver con él. Lo que más se le cuestiona, lo económico, no. Hoy hay muchos argentinos que en ese momento no nos votaron y que hoy estarían contentos de volver a agosto de 2019”.

Carlos Melconian

En relación a las próximas elecciones presidenciales y las distintas coaliciones que integran (con sus particulares aspiraciones) Juntos por el Cambio, Macri sostuvo que en las PASO “la gente podrá elegir entre los radicales, la Coalición (Cívica), el Peronismo Republicano y el PRO“, siendo un espacio el que liderará “y los demás serán parte de un equipo.”

Al mismo tiempo, explicó cuál sería el camino a seguir para arreglar una inflación del 70% anual. “Esto se arregla yendo por lo básico, que la Argentina no arregla hace décadas, pero que habíamos logrado acomodar hacia 2019, que es no gastar más de lo que ingresa, y no robarle a la gente con impuestos que destruyen el empleo. Entonces, con impuestos responsables, el gobernante tiene que administrarse con eso”, sostuvo.

Y preguntó: “¿Por qué tenemos que convivir con gobernantes que, detrás del cuentito del ‘Estado presente’, importante, que te va a cuidar, a los únicos que cuidan es a los políticos, a los empresarios y sindicalistas cerca y en la sombra del Estado? Al que labura desde las 8 de la mañana, sin pedirle nada a nadie, siente que le come siempre la inflación, la imprevisión y los impuestos distorsivos.”

Consultado por el motivo que condujo a la derrota en 2019 de Juntos por el Cambio en su búsqueda por la reelección presidencial, el ex mandatario comentó que, entre diversas razones, “la campaña generó una expectativa demasiado alta, y estamos viviendo en el mundo de las expectativas”.

“Todo vale por las expectativas. Heredamos una Argentina en el tercer subsuelo, y yo prometí un edificio de 50 pisos, mientras iba en el octavo. Vi que ese no era el piso 50, por lo que volvía a la salida. Lamento no haber tenido una narrativa mejor, y eso lo digo como autocrítica. Porque era tan obvio que volver atrás iba a ser este desastre. La inflación en agosto del 2019 iba para el 1,2 o 1,3%; no teníamos más déficit, la infraestructura avanzaba, estábamos adjudicando este gasoducto, abriendo las ofertas para adjudicar, abastecernos y exportar”, analizó.

En ese sentido, explicó que “ahora todo eso volvió para atrás: déficit, inflación desbocada, falta de autoabastecimiento” y que, a pesar de los obstáculos a los que se enfrentaron, “faltaron palabras para explicar que el camino que llevábamos era el correcto”.

Por otro lado, dio su opinión respecto de la gestión de Alberto Fernández y calificó de “mamarracho” lo que se encuentra llevando a cabo en materia de política exterior. Además, manifestó que el actual Presidente “ya no representa a todos, y menos representa a una mayoría. Representa a una pequeña minoría que, también dentro de su núcleo, el kirchnerismo, lo discute. Ya no sé a quién representa…”.

Te