El expediente que más teme Mauricio Macri: la venganza de Cristina Kirchner contra sus hijos

0
174

Nota extraída de Clarín por Ignacio Miri .

Mauricio Macri cree que Carlos Zannini impulsa la causa de Correo Argentino SA para que la empresa quiebre y con ello buscar un impacto judicial directo sobre su familia.


El expediente que más teme Mauricio Macri: la venganza de Cristina Kirchner contra sus hijos

La causa del espionaje en el juzgado de Lomas de Zamora, en la que el juez investiga a uno de sus secretarios, no es la que más preocupa a Mauricio Macri​.

Mauricio Macri y su equipo de abogados están siguiendo con más detalle los avances del expediente en un juzgado comercial del concurso de Correo Argentino SA​, la ex licenciataria del correo oficial, que ya le generó a Macri uno de los mayores escándalos judiciales de su presidencia. Sin embargo, Mauricio Macri no está focalizado en los problemas políticos derivados de esa causa.

Él cree que Cristina Kirchner​ quiere usar ese expediente como venganza para perjudicar a sus hijos Gimena, Agustina y Francisco Macri, que fueron accionistas de SOCMA, la controlante de Correo Argentino SA.

Según los abogados de Macri, la intención de la vicepresidenta es impulsar la causa para que la jueza termine dictaminando una quiebra fraudulenta de la empresa familiar, para enredar a los jóvenes Macri en una maraña judicial de recorridas por los tribunales. “Cristina quiere que los hijos de Macri paguen por lo que le pasó a Florencia Kirchner en la causa Hotesur”, dice uno de los ex funcionarios del ex Presidente que hoy sigue el detalle de los expedientes judiciales que se acumularon desde que se fueron del Gobierno en diciembre del año pasado.

El rol de Zannini:

El que se está ocupando del tema es el cerebro jurídico de siempre de la familia Kirchner. Carlos Zannini, ahora como procurador del Tesoro de la Nación designado por Alberto Fernández, es quien lleva el día a día del expediente contra Macri, con una constancia que merece algún premio.

En marzo consiguió que la jueza Marta Cirulli designe una interventora en Correo Argentino SA. Y ahora, con un escrito que había presentado el 16 de junio con su firma y la del subprocurador Horacio Diez, logró que se habilite la feria judicial en plena cuarentena para que esa interventora asuma su cargo y desplace a los miembros del Directorio que representa a la familia de Mauricio Macri.

El lunes a la tarde, protegida con el barbijo reglamentario, la interventora Flor Inés Farber recibió las llaves de las oficinas de la empresa para hacerse cargo de la administración. Ahora tiene, además de todos los poderes de la administración plena, el acceso a la sede social de la firma.

Zannini no se quedó parado celebrando el triunfo. Sin rastros de temor por el regreso de la cuarentena dura, este mismo jueves presentó ante la jueza del concurso otro texto -otra vez con su firma y la de Diez- en el que manifiesta su oposición a que se gire a la Corte Suprema un pedido de los accionistas acerca de la apertura del proceso de salvataje de la compañía.

Se ve que Zannini le puso empeño a su escrito, porque cuestiona incluso el tamaño de la letra que se usó en la presentación de la empresa. En el apartado referido a las “cuestiones liminares”, Zannini cita la norma y prepara, estratega, el terreno.

El futuro de la causa;

Dice el procurador: “Correo Argentino incumplió con el artículo 1 de la acordada 4/07 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en tanto establece que ‘El recurso extraordinario federal deberá interponerse mediante un escrito -con letra de tamaño claramente legible (no menor de 12)…” Y luego desliza la estocada, lupa en mano, el jurista: “El segundo párrafo de la página 29 contiene caracteres de letra cuyo tamaño es inferior a 12, correspondiendo en consecuencia su desestimación”. Implacable.

Para impactar en los familiares de Mauricio Macri, al Procurador le queda un largo trabajo por delante. Primero, deberá conseguir que la empresa quiebre. Luego, demostrar que esa quiebra fue fraudulenta. Además, en otro juicio, tendrá que conseguir que esa eventual quiebra de Correo Argentino SA se extienda a la empresa controlante, en este caso Socma SA. A su vez, en otro expediente que se haga responsable a quienes fueron accionistas de Socma.

Es un camino largo y trabajoso, según dicen los abogados especialistas en concursos, pero Zannini y Cristina tienen motivaciones que alimentan con fuego la paciencia.