viernes, marzo 1

El FMI advirtió que podría haber una fuerte recesión en el 2023

0
277

La titular del organismo financiero dijo que la esperada recuperación de la pospandemia no llegó y se requieren medidas urgentes para reactivar la economía.

La crisis económica, alta inflación y aumento de la pobreza, no solo afectan a la Argentina, si bien se siente mucho más en países con economías frágiles, como el nuestro, el mundo se enfrenta a grandes desafíos.

En ese sentido, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, avizoró un duro panorama global para los próximos tres años, que estarán signados por inflación persistente, recesiones y ajustes.

Mientras se desarrolla la asamblea conjunta con el Banco Mundial, en Washington la titular del organismo señaló que el Covid, la invasión de Rusia a Ucrania y los desastres climáticos en todos los continentes “están impulsando un aumento global de los precios, especialmente de los alimentos y la energía, lo que provoca una crisis del costo de vida”.

“Todas las economías más grandes del mundo se están desacelerando”, explicó Georgieva al exponer en la Universidad de Georgetown. En donde destacó que los “altos precios de la energía y los alimentos, condiciones financieras más estrictas y restricciones de suministro persistentes tienen un impacto aún mayor en los países emergentes y en desarrollo ya que se enfrentan a una menor demanda de sus productos”.

Así el organismo financiero, alertó que “los riesgos de recesión están aumentando. Estimamos que los países que contabilizan aproximadamente un tercio de la economía mundial experimentarán al menos dos trimestres consecutivos de contracción este o el próximo año. E incluso cuando el crecimiento es positivo, se sentirá como una recesión debido a la reducción de los ingresos reales y al aumento de los precios”.

“Esperamos una pérdida de producción global de alrededor de US$4 billones de aquí a 2026. Este es el tamaño de la economía alemana, un revés masivo para la economía mundial”, expresó la experta.