domingo, julio 21

El FMI confirmó que los impuestos continuarán pagándose en pesos y el dólar no será moneda oficial

0
145

El informe resaltó el sobrecumplimiento de las metas fiscales del gobierno de Javier Milei pero realizó una serie de advertencias de cara al futuro

El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó, en su Staff Report, que la propuesta de competencia de monedas del gobierno argentino no incluye la eliminación del Banco Central, al que se le asigna un papel crucial en el nuevo esquema monetario en discusión, por lo que se descartaría una dolarización total y permitiría que los impuestos continúen pagándose en pesos.

El informe técnico del FMI proporciona un detallado análisis de la economía argentina, destacando el sobrecumplimiento de metas por parte del Ministerio de Economía y el Banco Central.

El FMI ha comenzado a estructurar el esquema en negociación, delimitándolo a una competencia de monedas con restricciones específicas, algunas de las cuales contradicen las propuestas del Ejecutivo, como la eliminación del Banco Central o el pago de impuestos en dólares.

El FMI también subrayó otros elementos necesarios para la transición a un nuevo sistema monetario en Argentina. «Las políticas monetarias y cambiarias evolucionarán hacia un régimen de ‘competencia de monedas’. Las autoridades pretenden refinar estas políticas para fortalecer el proceso de desinflación y respaldar una mayor acumulación de reservas, ampliando controles y restricciones cambiarias», definió el FMI.

«Si bien se están desarrollando los fundamentos clave, la eventual ‘competencia de monedas’ podría asemejarse al sistema de flotación administrada vigente en Perú y Uruguay», señalaron los técnicos del FMI. Ambos países lograron reducir la inflación permitiendo el uso del dólar para ahorro e intercambio sin una dolarización completa de sus economías. «La estabilidad de precios seguirá siendo un objetivo primordial del Banco Central, en un contexto donde los individuos son libres de ahorrar y transaccionar en la moneda de su elección», anticipó el FMI.

El FMI resaltó que al Banco Central se le prohibirá proporcionar financiamiento al gobierno y transferir beneficios al Tesoro, además de mantener su función de prestamista de última instancia para instituciones financieras elegibles, continuar esterilizando compras de divisas y administrar la liquidez mediante operaciones de mercado abierto con títulos gubernamentales. También se seguirán mejorando las prácticas contables para reflejar el valor razonable en el balance del BCRA.

El equipo técnico del FMI acogió «con agrado» la transición hacia la competencia de monedas, aunque señaló la necesidad de seguir trabajando para definir algunos de los fundamentos clave. «El staff apoya una transición a un régimen con un ancla nominal firme donde la estabilidad de precios y financiera sean los principales objetivos del Banco Central, permitiendo a los individuos ahorrar y transaccionar en la moneda de su elección. Sin embargo, es esencial una comunicación más coherente sobre el nuevo régimen monetario y cambiario», advirtieron los técnicos.

El FMI buscaría  la eliminación del Impuesto PAÍS, a fines de este año, junto a la eliminación del cepo cambiario y la liberación del tipo de cambio

Cepo al dólar: el Gobierno se comprometió a elevar al FMI una hoja de ruta para la salida

Por otro lado, el staff técnico del FMI informó que el Gobierno se comprometió a elevar una hoja de ruta para la salida, por lo que se interpreta más bien gradual, de los controles cambiarios.

Al parecer, ese documento debería estar listo a fines de julio como fecha de referencia y calcula que la inflación para este año llegará al 140 % anual frente al 150 % que calculaba el año pasado, en tanto que para el 2025 se proyecta una inflación cercana al 47 % un crecimiento de la economía del 5 por ciento frente a la caída del 3,5 % que se calcula para este año.

«Si bien la tasa fija de crawl (2% mensual) ha ayudado a anclar la inflación luego de la gran devaluación, las autoridades ajustarán la política cambiaria con el tiempo para moverse de manera más flexible para reflejar mejor los fundamentos y salvaguardar una manera más general, se está desarrollando un marco para una flexibilización de los controles cambiarios basada en condiciones, aprovechando la experiencia de varios países y factores específicos de Argentina para guiar la implementación de una eventual unificación del tipo de cambio», plantea el documento del organismo.

Por su parte de acuerdo a ese informe el Gobierno se habría comprometido ante el FMI a desarrollar y publicar un borrador de propuesta para mejorar la eficiencia y simplicidad del sistema tributario, incluso reorientando el sistema lejos de impuestos. Pero el equipo económico salió a descartar el lunes un cambio inminente en el esquema de dólar exportador, luego de que el informe del staff del organismo diera a entender que el dólar blend tenía fecha de vencimiento a fines de junio.