jueves, julio 18

El Gobierno anunció un bono especial para compensar la inflación del trimestre a jubilados

0
290
Los haberes más altos no tendrían ninguna compensación, como sucedió con los bonos  pagados en 2000 y comienzos de 2021 El Gobierno prepara el pago de un nuevo bono especial para compensar la pérdida del poder adquisitivo de jubilaciones y pensiones en el trimestre. Todavía está por definirse el monto y el alcance, aunque se sabe que alcanzará a los haberes mas bajos y se pagaría en un solo bono en julio o en 2 bonos, repartido en julio y  agosto.

En abril y mayo los jubilados cobraron el suplemento extraordinario de hasta $ 1.500 cada mes unos 5 millones de jubilados, pensionados, pensiones no contributivas y PUAM que cobraban menos de $ 30.856.

Pero siguiendo los datos de inflación de mayo y las proyecciones para junio, las jubilaciones y pensiones volverán a quedar rezagadas frente a la suba de los precios.

En estos seis primeros del año las jubilaciones y pensiones recibieron dos aumentos trimestrales (8,07% y 12,12%) lo que punta a punta representa un alza del 21,2%. Con una suba promedio de los precios del 3% en junio, la inflación de la primera mitad de 2021 sumará el 25,1%. Representa una pérdida inter-semestral del 3,1%.

Así, la suma de lo que cobraron mes a mes con relación a lo que les hubiera correspondido según la inflación resulta una pérdida del 6,1%. En tanto, para los de que cobraron los bonos la pérdida es menor del 4%. La mayor pérdida en el cálculo mes a mes versus el inter-semestral se debe a que las jubilaciones aumentan cada 3 meses y la inflación todos los meses.

Este es el panorama a junio, con una inflación del 3% este mes. Pero como el próximo aumento de las jubilaciones recién es en septiembre, y suponiendo una inflación mensual moderada, del 3% en julio y 3% agosto, la pérdida real jubilatoria del 3,1% a junio en los 8 meses ascendería al 8,7%. Por eso, el Gobierno otorgará uno o dos pagos extraordinarios para intentar aminorar esta pérdida real de los haberes, pero limitado a las jubilaciones más bajas.

Esta reducción de los haberes reales en la primera mitad de 2021 se suma a la de los últimos años. Según un Estudio de ANSeS, en 2018 y 2019, las jubilaciones y pensiones “durante los dos años que tuvo vigencia la Ley 27.426 (suspendida a fin de 2019 mediante la Ley 27.541de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública) sufrieron una pérdida en términos reales del 19,5%”.