miércoles, mayo 22

El Gobierno aprovecha los anuncios para retomar la campaña del miedo

0
109

Nota extraída de Clarín por Ignacio Ortelli

Buscarán contraponer los modelos de Estados que propone cada uno. El foco está puesto en el Conurbano.

Aunque todavía es prematuro para sacar conclusiones y no hay ningún estudio serio que indique que las medidas que adoptó Sergio Massa permearon positivamente en un sector de la sociedad que está disconforme con el rumbo del Gobierno, en el búnker de Unión por la Patria muestran entusiasmo y aseguran que la batería de anuncios planteada por el ministro de Economía para paliar el impacto de la devaluación le permitieron al menos cambiar la agenda y mostrar “iniciativa” y “empatía”. Todo, en el marco de un contexto social complejo y cuando los principales rivales en su carrera presidencial, Javier Milei y Patricia Bullrich, insisten en rechazar el funcionamiento del Estado.

La estrategia del candidato a Presidente UxP es marcar un contraste con los otros contendientes y exacerbar la campaña del miedo, exponiendo lo que harían en caso de llegar al poder.

“Esto permite dar tranquilidad y mostrar que no somos indiferentes a lo que pasa“, evaluaron en el entorno de Massa este lunes. Fue la primera reacción a las medidas, al cabo de 24 horas en las que el ministro de Economía recibió críticas desde el sector privado por el esfuerzo que implica para empresarios afrontar el pago de sumas fijas, un universo que abarcará a más de cinco millones de asalariados.

“Esta es nuestra agenda y lo que queremos para los argentinos. Es importante que Sergio muestre su esfuerzo por tranquilizar y ordenar y mostrar mucha empatía frente a las ideas que explicita Milei”, agregaron.

Pese a ello, como reveló Clarín días atrás, la lógica del massismo es “no criticar al votante de Milei y tampoco a Milei”: “Sólo ponemos en duda sus ideas y las consecuencias que traerían“, diferencian.

Buscan los votos de Milei

Al respecto, sostienen que tienen medido que, del universo de 7.116.352 votantes que obtuvo Milei en las PASO, “hay cerca de un 15 por ciento que puede ser convencido” de no acompañarlo en las generales.

“Es el que tiene voto más duro, pero igual hay votos para recuperar en el Conurbano“, advierten. Como contó este diario, en el oficialismo están convencidos de que exageraron con el recelo que intendentes y otros dirigentes territoriales mostraron en las primarias para repartir y custodiar la boleta de Milei ante eventuales maniobras de Juntos por el Cambio.

Para las generales, se preparan diferente: “Milei va a tener que conseguir un ejército de fiscales”, anticipan.

¿Por qué un intendente del PJ bonaerense que repartió la boleta de Milei para agosto no lo haría en octubre? Un armador de UxP lo explica: “Los que ya ganaron por 20 puntos en las PASO ya están tranquilos y van a resignar algunos puntitos para crecer algo en la Provincia y en la nacional”.

Es un asunto que no está claro que así vaya a darse. Incluso, en el territorio hay alcaldes que avisaron que tras el impacto de las primarias, Milei siguió comiéndole electorado al peronismo. “Hay que dejar de inflarlo a Milei, que no lo nombren más, no lo suban más al ring que nos come votos nuestros”, alertó.

Tampoco sin ningún elemento científico (al menos que puedan mostrar) que así lo refrende, sostienen que Massa “está creciendo al mismo ritmo que Milei” en las encuestas y apuntan que Bullrich “está cayendo”. “La elección es entre estos dos modelos”, repiten, en alusión a la puja con el libertario.

Por otro lado, los anuncios a distintos sectores de la sociedad tiene que ver con el análisis que hicieron en UxP sobre los datos que arrojaron el escrutinio de las PASO.

“Hubo un voto muy heterogéneo, con realidades distintas en varias provincias“, explican.

Como ejemplo de ello, señalan que en Misiones, donde se impuso Javier Milei, el oficialismo provincial, alineado con el Gobierno y en especial con Massa, domina con comodidad.

Y lo contraponen con Chaco, donde hizo pie Massa, a pesar de que la actualidad del gobernador Jorge Capitanich no es buena y su figura resta votos. “Cada provincia y cada sector es una realidad diferente. Hay votos para recuperar en distintos niveles“, remarcaron en UxP.