El Gobierno definió cuándo comenzará a regir la ley de teletrabajo

0
274

El Ministerio e Trabajo determinó cuándo entrará en vigencia la normativa que fue aprobada el año pasado en plena cuarentena por coronavirus.

El Gobierno definió cuándo comenzará a regir la ley de teletrabajo
El Gobierno definió cuándo comenzará a regir la ley de teletrabajo

La ley de teletrabajo entrará en vigencia en nuestro país el próximo 1° de abril. Así lo definió el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social a través de la resolución 54/2021 publicada este viernes en el Boletín Oficial.

De esta manera, la normativa, que fue aprobada el año pasado en momentos en que la modalidad estaba en expansión como consecuencia de la pandemia de coronavirus, comenzará a regir 90 días después de que la Argentina determinara la finalización del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO).

El el Régimen Legal del Contrato de Teletrabajo considera teletrabajadores a todos los empleados que no trabajen en los “establecimientos, dependencias o sucursales de las y los clientes a quienes el empleador o la empleadora preste servicios de manera continuada o regular” y que no realicen su labor “en forma esporádica y ocasional” en su domicilio.

El Gobierno definió cuándo comenzará a regir la ley de teletrabajo

Ley de teletrabajo: qué beneficios implica para los trabajadores 

La puesta en vigencia de la ley prevé que los teletrabajadores deberán recibir equipamiento (software y hardware), herramientas de trabajo y el soporte necesario para desempeñar sus tareas. El empleador, por su parte, deberá asumir los costos de instalación, mantenimiento y reparación o la compensación por la utilización de herramientas propias de la persona que trabaja.

Además, el empleado bajo dicha modalidad del teletrabajo tendrá derecho a la compensación por los mayores gastos en conectividad y el consumo de servicios que deba afrontar. Además, será responsable por el correcto uso y mantenimiento de los elementos.

Otro de los puntos de la normativa, establece que el empleador deberá garantizar la correcta capacitación de sus dependientes en nuevas tecnologías, brindar cursos y herramientas de apoyo, tanto en forma virtual como presencial. El objetivo es lograr una mejor adecuación de las partes a esta modalidad laboral.

Además, el teletrabajador tendrá derecho a no ser contactado y a desconectarse de los dispositivos digitales fuera de su jornada laboral y durante los períodos de licencias y no podrá ser sancionada por hacer uso de este derecho. “El empleador no podrá exigir a la persona que trabaja la realización de tareas, ni remitirle comunicaciones, por ningún medio, fuera de la jornada laboral”, dice el texto original.

Tareas de cuidado

Otro de los puntos de la ley se refiere a aquellas personas que teletrabajen y que acrediten tener a su cargo, de manera única o compartida, el cuidado de personas menores de 13 años, personas con discapacidad o adultos mayores. En ese sentido, la normativa establece que los empleados tendrán derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado a su cargo o a interrumpir la jornada, dice la ley.

Reversibilidad

La ley otorga al empleado la posibilidad de solicitar al empleador volver a desarrollar tareas en la empresa sin posibilidad de que el empleador rechace el pedido. “El consentimiento prestado por la persona que trabaja en una posición presencial para pasar a la modalidad de teletrabajo podrá ser revocado en cualquier momento de la relación”, dice la ley original.

La sanción de la ley de teletrabajo despertó la alarma en el sector privado. Los puntos más cuestionado de la norma son la reversibilidad, que implicaría que las compañías mantengan el lugar de empleo “físico” por si un trabajador que hace homeoffice quisiera volver a su oficina, y la posibilidad de “desconexión digital”, que no se ajustaría a la realidad de distintos sectores económicos.