El Gobierno formalizó la denuncia contra jueces, fiscales y empresarios que viajaron al Sur

0
73

El Presidente instruyó al Ministro de Justicia para que realice la presentación penal en la fiscalía de Bariloche.

Finalmente, tal como lo había adelantado Alberto Fernández en la cadena nacional del pasado lunes, el Gobierno denunció penalmente a los jueces, fiscales y empresarios que realizaron un viaje a la Patagonia. El mismo trascendió a partir de la filtración de supuestos chats en los que intentaban acordar una versión pública para justificar el vuelo.

En la denuncia aparecen los nombres de los jueces Julián Ercolini, Carlos Mahiques, Pablo Yadarola y Pablo Cayssials. También el actual Fiscal General de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques y el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro.

En la misma línea, fueron denunciados los directivos del Grupo Clarín Jorge Rendo y Pablo Casey; el asesor de comunicación Tomás Reinke; y el ex director de jurídicos de la SIDE, Leonardo Bergroth.

La denuncia se radicó en la fiscalía de Bariloche a partir de las instrucción que le realizó Fernández a Martín Soria, ministro de Justicia.

Martín Soria

Qué dijo Alberto Fernández

“Algunos días atrás, un diario de alcance nacional dio a conocer detalles de un viaje que habría realizado un grupo de jueces, fiscales, ex funcionarios públicos y ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia, en un avión privado, hasta Lago Escondido. Allí, habrían pasado un fin de semana alojados en la mansión perteneciente a Joe Lewis, un empresario británico poseedor de grandes extensiones de tierra en esa zona de nuestra Patagonia”, aseguró Alberto Fernández en el mensaje grabado que difundió esta tarde a través de cadena nacional.

“Parece evidente que el viaje existió. Y todo parece indicar que, sabiendo que el hecho se había convertido en noticia, quienes habrían participado del mismo se inquietaron ante el riesgo cierto de estar incursos en una serie de delitos tales como la percepción de dádivas y el incumplimiento de deberes de funcionario público. Contaban con una certeza: el principal grupo de medios de comunicación de Argentina garantizaría la no divulgación de los hechos. En apariencia, eran a la vez los convocantes al encuentro. Sabiendo eso, todos habrían comprometido sus mejores esfuerzos tratando de evitar que otros medios difundieran lo ocurrido”, agregó.

“Por vez primera queda expuesto ante nosotros, con enorme contundencia, el modo en que ciertas corporaciones operan sobre funcionarios, jueces y fiscales procurando de ellos favores que, en muchos casos, buscan ventajas indebidas, mientras que en otros simplemente propician la persecución de aquellos que los enfrentan”, analizó.

En ese sentido, el primer mandatario afirmó que “todo parece indicar que ha quedado al descubierto, una vez más, el deterioro de la calidad institucional en que han incurrido algunos jueces, fiscales, ex funcionarios y empresarios. Todos ellos involucrados en un perverso juego de cohechos que afecta gravemente el buen funcionamiento del Estado y, en particular, de la administración de justicia”.

Y cerró: “Espero que todos tomemos conciencia de la gravedad de los hechos. Lastima la democracia ver la promiscuidad antirepublicana con la que se mueven algunos empresarios, algunos jueces, algunos fiscales y algunos funcionarios. Hasta aquí se han sentido impunes. Es hora que empiecen a rendir cuenta por sus conductas”.