miércoles, noviembre 25

El Gobierno hizo su primera colocación de deuda por $19.000 millones a una tasa algo superior a la que esperaba el mercado

0
105

El Ministerio de Economía informó que en la licitación de letras en pesos se recibieron ofertas por un total de $ 21.501 millones, de los que se adjudicó un total de $ 18.8 millones. La tasa pagada por el gobierno fue de 44,76% 20 de diciembre de 2019

Martín Guzmán, ministro de Economía
Martín Guzmán, ministro de Economía

Luego de presentar el proyecto de Solidaridad Social y Reactivación Productiva para instalar la emergencia económica y cuidar la caja con medidas impositivas, el Gobierno colocó deuda a seis meses por $ 18.846 millones. El próximo lunes debe afrontar un vencimiento de $24.500 millones del Bono de Política Monetaria (Bopomo).

El Ministerio de Economía informó que en la licitación de hoy se recibieron ofertas por un total de $ 21.501 millones, de los que se adjudicó un total de $ 18.846 millones. El margen de corte fue de 300 puntos básicos, algo superior a lo que se esperaba en el mercado.

Ese margen representa una TNA de 44,76% y una TIREA de 49,80%, destacaron desde la cartera que conduce el ministro de Economía Martín Guzmán. Agregaron que en total se recibieron un total de 184 órdenes de compra.

Consultado sobre el éxito de la licitación, Nery Persichini, jefe de Estrategia de GMA Capital remarcó que prácticamente no existe una curva de pesos de referencia como para determinarlo pero aclaró: “Lo que sí se ve es que 44,76% TNA es una tasa negativa en términos reales si la inflación mensual está por encima de 4%”

El economista Iván Carrino comparó el monto captado con las obligaciones que está tomando el gobierno vía la ley de Emergencia Económica: “El monto es la mitad de lo que te cuesta dar los dos bonos para jubilados, el de diciembre y enero y el bono para la AUH. Todo eso son $36.000 millones y ahora se endeudaron por alrededor de $18.000 millones, así que sirve para cubrir eso. «

La tasa, según Carrino, es baja en comparación con la inflación y con la tasa del Banco Central, que ayer se fijó en 58%. «Pero hay un mercado cautivo. No les queda otra que hacer un plazo fijo en el que le pagan 38% o apostar a esta Letra en un país en default, rogando que Alberto Fernández pague. Lo más seguro es una Letra de corto plazo como esta porque le ganaste al plazo fijo por lo menos”, señaló.

“La tasa me parece acorde, no me parece mucho teniendo en cuenta la situación de deudor del gobierno. Es una colocación esperable y bastante pobre. Seguro ha sido colocado por organismos del estado, como la Anses”, señaló el economista Christian Buteler.

En la licitación tomó gran protagonismo el fondo Pimco, principal tenedor del Bopomo que vence este lunes. Poco más del 54% de los $24.500 millones que deberá pagar el Tesoro este lunes le correspondían a ese fondo de inversión.

“Por el monto, parece que Pimco prefirió refinanciar el vencimiento del lunes antes que correr riesgos. Al gobierno le fue bastante bien en la licitación. Esa letra, en el mercado, mañana tendría que valer la mitad”, señaló a Infobae el administrador de un fondo común de inversión. En Hacienda dicen que en los últimos días ejecutivos de Pimco estuvieron reunidos con funcionarios de Guzmán, considerando la oferta de deuda del Tesoro.

El rendimiento ofrecido quizás no era el más atractivo en lo inmediato. Pero dado el descuento con el que cotizan los bonos en manos de los inversores que más apostaron por las emisiones de deuda que armó Luis Caputo en el rol de ministro de Mauricio Macri es mejor esperar para cobrar. Más si la alternativa era un re-reperfilamiento como el que se decidió el jueves para las Letras del Tesoro en dólares.

Entre los fondos comunes locales, mientras tanto, no se vio mucho interés. Aún entre los que operan con pesos, y que están faltos de papeles en los que colocar sus tenencias, prefirieron mirar de afuera al comienzo de la licitación. Con todo, estaban expectantes por si el resultado permitía entrar a último momento si las condiciones mejoraban.

“A nosotros no nos llamaron, las llamadas fueron más a aseguradoras y tenedores del Bopomo, que en su mayoría son de afuera”, dijo una operadora de un fondo local que prefirió no ser identificada. “Sabemos que la Anses participó con fuerza y que las aseguradoras llegaron a un compromiso. A los fondos del exterior y las aseguradoras puede no gustarles del todo el resultado, pero la alternativa es que te posterguen el pago”, agregó.