El Gobierno redobla el control de las importaciones y pone electros e indumentaria en la “lista roja”

0
111

Desde la Aduana verificarán operación por operación para determinar si el precio declarado por esos productos es el real o no. Buscan evitar que importadores lucren con la amplia brecha entre el dólar oficial y el contado con liquidación.

El nuevo director General de Aduanas, Guillermo Michel, puso luz roja sobre todas las importaciones. En especial las de electrónicos, textiles y maquinarias.

Técnicamente todos esos productos pasarán por canal rojo, es decir, no serán despachados de manera automática, sino que se controlará operación por operación para determinar si el precio declarado es el real o no.

“La tentación que produce la brecha entre el precio oficial de la divisa y el CCL es muy grande -llega al 100%- y son muchos los que se arriesgan”, dicen en la Aduana.

El Gobierno redobla el control de las importaciones y pone electros e indumentaria en la “lista roja”

Es una medida que busca controlar la sobrefacturación: los importadores compran en el exterior productos y declaran que les costaron mucho más que el precio real. De esa manera adquieren muchos más dólares baratos (porque los compran a la cotización mayorista del BCRA, que opera en torno a $125) que los realmente necesarios.

Michel es un hombre del equipo de Sergio Massa, que lo llevó a la Dirección General de Aduanas cuando Alberto Fernández nombró a Daniel Scioli en Desarrollo Productivo.

La decisión de reforzar el control sobre lo que las empresas importan se tomó está en línea con las medidas anunciadas el lunes: un nuevo cepo a las importaciones que las empresas -salvo las pymes- deberán financiar a 180 y 360 días.

Mientras todo lo referente a las Licencias Automáticas y No Automáticas y el régimen de las SIMI depende de Scioli, que controla el 30& del comercio exterior y está delineado por la nueva normativa (Comunicación A 7532 BCRA), Michel busca evitar que se fuguen dólares por vía de operaciones de sobrefacturación.

La finalidad de Desarrollo Productivo y Aduana en definitiva es confluyente: cerrar los grifos por los cuales el BCRA pierde reservas.

Criptomonedas, sobrefacturación y triangulación de importaciones

Este martes, como informó TN, la Aduana desmontó una maniobra, que incluía un triangulo importador, monedas electrónicas y dispositivos para el minado de criptomonedas.

La sobrefacturación del total de las importaciones fue estimada en alrededor de US$5 millones, aunque está sujeto a la pericia que se efectúe para determinar la potencia de minería de cada máquina, ya que el costo del artefacto está asociado a la potencia para generar criptomoneda.

La causa penal está radicada en el Juzgado Nacional Penal Económico Nº 2, a cargo del Pablo Yadarola, quien ordenó un relevamiento de la mercadería secuestrada. Ahora, investigan varios delitos económicos, entre ellos la triangulación de importaciones. Vinculaciones entre la empresa importadora local y la empresa del exterior.

Además de la denuncia penal en ese caso, la Aduana decidió bloquear todas las solicitudes de tránsito de importación con el mismo circuito Ezeiza-Zona Franca La Plata, para hacer un análisis exhaustivo de cada operación.