martes, abril 16

El Gobierno volverá a ser querellante en causas emblemáticas de la corrupción kirchnerista

0
86

Nota extraída de Clarín por Lucía Salinas

Lo hará la Oficina Anticorrupción en expedientes como Hotesur, Los Sauces, Odebrecht y Cuadernos, entre otros. El cambio se da luego de las críticas por un presunto pacto de impunidad con los K.

La Oficina Anticorrupción por orden del ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, inició un relevamiento de todas las causas de corrupción que están en etapa de instrucción en Comodoro Py para volver a asumir las querellas de las que había desistido el kirchnerismo. Fuentes oficiales señalaron a Clarín, que buscan retomar la participación en los 32 expedientes de los que se retiró Felix Crous durante el gobierno de Alberto Fernández, entre ellas se encuentran Hotesur, Los Sauces, Cuadernos, Odebrecht, YCRT.

Por el momento, explicaron desde el ministerio de Justicia, no se retomó ninguna querella por parte de la OA que dirige Alejandro Melik. Pero la decisión política está tomada: después de marchas y contramarchas ahora se dio la orden de volver a asumir participación en casos de corrupción.

El planteo se formuló después de sendas críticas que vertió la oposición respecto a un presunto pacto de impunidad por parte de la gestión de Javier Milei a favor de Cristina Kirchner. Para contrarrestar ese mensaje, el ministro Cúneo Libarona retomó la idea inicial: que la OA vuelva a ser querellante.

“No hay ningún pacto de impunidad y la corrupción es un tema grave que hay que combatir”, señalaron desde la cartera que dirige el abogado penalista. Pero, la querella «será una excepción, no la actividad principal de la OA», aclararon.

Después del fracaso de la iniciativa del ministerio de Justicia para crear una Procuraduría Anticorrupción, medida que rechazó por considerarla inviable el Procurador General de la Nación, la cartera que dirige Cúneo Libarona, ordenó que la OA vuelva a querellar en casos de corrupción.

Por el momento, la medida alcanza sólo al organismo anticorrupción. Aún no se resolvió si la Unidad de Información Financiera (UIF) seguirá ese mismo camino al igual que la AFIP. Todas esas dependencias del Poder Ejecutivo, asumieron durante la gestión de Mauricio Macri como querellantes en más de 40 casos de corrupción.

En esta etapa la OA se encuentra realizando un relevamiento sobre todos los casos de corrupción que se encuentran en etapa de instrucción en Comodoro Py, fuero que se ocupa de los delitos de que se incluyen en esa temática: enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias, administración fraudulenta, malversación de caudales públicos, peculado, entre otros; además del narcotráfico y el lavado de dinero.

Se dio instrucción al titular de la OA, Alejandro Melik, que inicie este relevamiento de casos pero con una restricción: no se asumirá en todas las causas de corrupción. La orden de Cúneo Libaron tiene dos componentes, por un lado, los casos de mayor envergadura y en segundo término, los expedientes de los que la gestión anterior a cargo de Felix Crous se había retirado.

Ese extenso listado incluía 32 causas en las que se investigaron hechos de corrupción. 28 correspondían a ex funcionarios kirchneristas, incluida la ex presidenta y vicepresidenta, y las restantes eran hecho atribuidos a la administración menemista.

A la hora de revisar esos casos, de los que se había retirado la OA y a las que pretende retornar como parte la administración actual, se encuentran Los Sauces y Hotesur, donde está acusada Cristina Kirchner y su hijo Máximo Kirchner, junto a Lázaro Báez por lavado de dinero.

Estos dos expedientes ya se encuentran elevados a juicio, en esa misma situación se encontraban cuando la OA se retiró. La particularidad es que se había cerrado por un sobreseimiento dictado por el voto mayoritario de un Tribunal que resolvió no hacer el juicio.

Sin embargo, el año pasado la Cámara de Casación revirtió ese criterio y ordenó la reapertura y realización del debate. Cristina Kirchner acudió a la Corte para revertir esa medida y evitar estar sentada, nuevamente, en el banquillo de los acusados en un caso por corrupción.

No son las únicas causas en las que reasumiría la OA la querella. Está, por ejemplo, las investigaciones vinculadas al gigante brasileño Odebrecht donde se investigaron irregularidades en la adjudicación de contrato de obra pública y un circuito de sobornos. Está involucrado Julio De Vido, José López, entre otros ex integrantes del extinto ministerio de Planificación Federal.

También se analiza el caso de los Cuadernos de las Coimas. Sucede en particular que este expediente ya está elevado a juicio oral, la única posibilidad en la que la OA podría ingresar como querellante es solicitarlo en los tramos residuales que permanecen en etapa de instrucción. Es un tema bajo análisis, aseguraron fuentes oficiales.

Hay que recordar igual que de las 32 causas de las que se retiró el gobierno de Alberto Fernández como querellante, muchas ya concluyeron con su correspondiente juicio oral, como ser el caso Vialidad donde la ex Presidenta fue condenada a seis años de prisión por administración fraudulenta. También, la causa por enriquecimiento ilícito en la que terminó acusado José López.

Quedan, sin embargo, otra cantidad de casos que están elevados a juicio oral -de cuyas instrucciones había participado la OA- que aún no iniciaron, como YCRT donde se acusó a De Vido por el desvío de 256 millones de pesos, dinero que debía dirigirse a la mina de carbón ubicada en Santa Cruz.

Otro de los ejes que puso como prioridad la Oficina Anticorrupción es que quienes representen al organismo en las investigaciones sean abogados penalistas. Se está armando, al respecto, un equipo dentro del organismo para cumplir con este requisito.