El hijo de Biden contó que llegó a fumar queso parmesano “porque se parecía al crack”

0
39
Hunter Biden cuenta el episodio en un libro próximo a difundirse, donde relata su lucha con la adicción a las drogas y el alcohol Hunter Biden tiene 51 años, es abogado, empresario, e hijo del 46° Presidente de los Estados Unidos. En una entrevista con CBS News, confesó que durante su adicción al alcohol y a las drogas buscaba cualquier cosa que se pareciera a la cocaína con tal de consumir. Así, reveló que ha fumado incluso queso parmesano “porque se parecía al crack”.

El segundo hijo de Joe Biden se encuentra en el proceso de escritura de un libro de memorias que se publicará próximamente, según The New York Times, donde confiesa: “Compré crack en las calles de Washington DC y cociné la mía dentro de un bungalow en un hotel de Los Ángeles”.

Admitió que había llegado a estar hasta trece días sin dormir, sólo fumando y bebiendo vodka por ese período de tiempo.

 

La historia de la familia tiene como antecedente una tragedia automovilística que en 1972 dejó sin vida a su madre, Neilia y a su hermana menor, Naomi. Hunter y su hermano menor Beau también presenciaron el siniestro y pese a las heridas de gravedad que sufrieron lograron recuperarse.

En 2015 Beau falleció de cáncer, y para Hunter significó una recaída en los vicios. “Mi hermano acababa de morir, me había separado de mi esposa, estaba en un apartamento solo y básicamente estaba bebiendo para morir”, confesó.

Los ciudadanos norteamericanos ya estaban al corriente de los hechos porque la historia de Hunter Biden se convirtió en un recurso que utilizó Donald Trump durante un debate presidencial. A lo que su padre defendió: “Mi hijo, como mucha gente (…) tenía un problema de drogas. Lo ha superado. Lo ha arreglado. Ha trabajado en ello y estoy orgulloso de él“, manifestó el ahora Presidente.