El hospital San Bernardo llamó a la calma y garantizó stock como colocación de stents

0
800

cirugia operacion stent

Días atrás se conoció un comunicado por parte del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas, que se declaró en estado de emergencia ante la crisis que atraviesa el sector, pues peligraba la posibilidad de colocar stents o efectuar angioplastias.

Sin embargo y en medio de la preocupación que se suscitó, desde el hospital San Bernardo llamaron a la tranquilidad de los pacientes puesto que cuentan con todos los recursos, con los stocks para las intervenciones, las cuales se desarrollan con normalidad de forma diaria.

Así lo aseveró el doctor Alejandro Farah, jefe del área de Hemodinamia del nosocomio capitalino. “Sorprende que se hable de suspender cirugías y procedimientos porque tenemos todos los insumos, estamos haciendo cateterismos todo el tiempo, hoy ya hicimos 2 en la mañana y 6 ayer”, enfatizó.

En el diálogo que mantuvo con Multivisión Federal, agregó que ni en su área ni en otras del hospital hay problemas de insumos. “En salud, los recursos son insuficientes por definición en todo el mundo, hay mucho por hacer y a veces tardan, o las novedades son caras hasta que los precios se acomodan”, explicó otra arista.


“En el servicio de Hemodinamia no tenemos ningún problema, atendemos urgencias, programados… no hay problemas”


Sobre ese aviso que había trascendido, el profesional consideró que hubo una mala expresión, pues el problema está en el módulo que se paga en la parte privada. “Las obras sociales pagan módulos que incluyen toda la prestación, internación, honorarios médicos, todo compensando en ese módulo que pagan, con la inflación quedaron rezagados y lo que paga la obra social queda corto”, indicó.

Como dato, incluso rescató que el precio de los stents presentaron una merma en sus valores, los cuales hasta hace un par de años atrás valías 1000 dólares, pero ahora rondan entre los 400 y 600 dólares. «Tenemos una buena relación con los proveedores, hablamos con ellos y nos dijeron que no hay problemas con las cadenas de provisión», concluyó.