El máximo experto del coronavirus proyectó “cómo debe levantarse la cuarentena”

0
402
Gabriel Leung es uno de los más respetados médicos en el combate de la pandemia en todo el mundoEpidemiólogo de enfermedades infecciosas y decano de medicina en la Universidad de Hong Kong, Gabriel Leung alertó al mundo desde enero sobre los peligros del coronavirus, y que se extendió al mundo en forma de pandemia en apenas tres meses.

En una columna publicada este lunes en The New York Times, el experto explicó cómo será la forma en que se deberá salir de las cuarentenas y los aislamientos obligatorios dictados por gobiernos alrededor de todo el mundo y que esa situación no puede durar para siempre.

De manera prolongada, advierte, causará “enormes daños a las economías y comprometerá la buena voluntad y la salud emocional” de las personas.

“Se necesita un marco formal, con un fundamento explícito basado en la ciencia, para determinar cuándo y cómo y en función de qué factores relajar las restricciones, y cómo volver a aplicar algunas o todas ellas en caso de que otra ola epidémica golpee nuevamente”, recomienda el científico honkonés. “La contención ha fallado en todas partes. En algunos lugares -Wuhan en febrero; norte de Italia en marzo-, la epidemia se extendió tan rápidamente que las autoridades pertinentes tuvieron que centrarse principalmente en mitigar sus efectos, en el control de daños. En otros lugares, la represión ha funcionado hasta ahora: Hong Kong, Singapur y Taiwán no han experimentado epidemias locales sostenidas. Todavía no, al menos”.

Sin embargo, el epidemiólogo sabe que esos confinamientos obligatorios cerrando casi toda actividad generarán grandes trastornos en las economías, provocando daños que nadie sabe hasta dónde llegarán. Sobre todo, esto preocupa a las potencias de Europa y a los Estados Unidos, resumió. Leung también sabe que, lógicamente, “el primer objetivo debe ser proteger las vidas y eso significa evitar el colapso del sistema de atención médica”.

Para que ello ocurra, describió a los hospitales “como la última línea de defensa” en la batalla contra el coronavirus. “Cuando su capacidad para manejar emergencias se ve abrumada, como en Bérgamo, el norte de Italia o en áreas de España, no tiene mucho sentido teorizar sobre lo que estoy a punto de hacer: todo lo que puede hacer es enrollarse las mangas, conectar a los pacientes por vía intravenosa goteos y ventiladores, e intente salvar tantas vidas como sea posible con cualquier medio disponible”.