El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, ¿el Jaime de Alberto Fernández?

0
201
Pese a contar con denuncias por supuesta malversación de fondos en su paso por la intendencia de General Pinto, el ahora ministro tiene en manos estatizaciones donde hay miles de millones de pesos en juego; a pocos meses de asumir ya crecen las sospechas entre empresarios contra el funcionario
Pese a contar con denuncias por supuesta malversación de fondos en su paso por la intendencia de General Pinto, el ahora ministro tiene en manos estatizaciones donde hay miles de millones de pesos en juego; a pocos meses de asumir ya crecen las sospechas entre empresarios contra el funcionario

En 2018, concejales de General Pinto lo denunciaron por malversación de fondos millonarios en su ciudad, y pese a ese antecedente hoy se encuentra a cargo de un proceso de estatización no sólo de los trenes de carga sino también de la Hidrovía, un tema sensible que divide al Frente de Todos.

Actualmente, las concesiones de trenes de carga están en manos de Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca. “La estatización de los trenes de carga ya es un hecho, y la de Hidrovía viene con un tufillo que va a terminar en tribunales”, adelantó una fuente del sector

En una primera instancia de transición y a partir de 2022, la empresa Trenes Argentinos Cargas (TAC) pasará a estar a cargo de las operaciones, mientras que la administración de la infraestructura ferroviaria y de la totalidad de los bienes estará a cargo de Trenes Argentinos Infraestructura. El rechazo de las prórrogas de los contratos de concesión implica la reasunción de la administración de la infraestructura ferroviaria nacional y la totalidad de los bienes que forman parte de los contratos de concesiones, una vez vencido el plazo de cada una de ellas, por parte de Trenes Argentinos Infraestructura.

Por otro lado, la llamada Hidrovía Paraguay-Paraná vincula fluvialmente mediante estos dos ríos a la Argentina con Paraguay y Brasil. Tiene una extensión de 3.442 kilómetros, y su administración maneja una apetecible caja superior a los u$s 300 millones.

“Con el tema de la Hidrovía ya hay denuncias preparadas en distintos escritorios”, adelantó a NEXOFIN un abogado que asesoró a interesados en ingresar al negocio. La misma fuente, crítica de las decisiones y del pasado del actual ministro, se preguntó ante este medio: “¿No es curioso que a un intendente a que acusaron de malversar fondos en un municipio pequeños le hayan dado el manejo de estatizaciones donde hay miles de millones en juego?”.