miércoles, agosto 12

El municipio capitalino ahorrará casi $5 millones

0
73

4 DE Abril 2020 – Solo en alquileres, el ahorro es de $2.500.000 desde el inicio de la gestión.

En el CCM se reorganizarán oficinas para no pagar alquileres. Archivo

Desde que asumió Bettina Romero como intendenta de Salta capital se pusieron en marcha acciones para racionalizar los recursos de la comuna. Reorganizaron oficinas para dar baja alquileres, además de limitar el gasto en celulares y combustible, entre otras medidas.

Desde la Municipalidad se difundió que se dejaron de alquilar los inmuebles de Juramento 465, España 277 y España 701, que implicaban una erogación de 2.500.000 pesos del Estado municipal.

Los edificios serán desocupados progresivamente, las áreas reubicadas en el CCM (Centro Cívico Municipal) y el personal redistribuido en estas dependencias, en los diferentes Centros Integrales Comunitarios y en los Nidos (Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades) municipales.

Fuentes oficiales aseguraron que estas modificaciones no implicarán despidos ni recortes y que en los próximos meses se continuará con la rescisión de otros tres alquileres.

El secretario de Hacienda, Daniel Amador, informó que ya se ahorraron un total de 2.100.000 pesos en telefonía móvil y se estima un ahorro sostenido de 670.000 pesos mensuales.

«De las 1.200 líneas con las que contaba la Municipalidad al inicio de la gestión, dimos de baja 608 celulares que estaban destinados a funcionarios políticos y de oficina, priorizando los elementos de comunicación para agentes municipales que están trabajando en la calle, inspectores, personal de obras públicas y servicios esenciales», precisó Amador.

Se destacó que los gastos de combustible destinados a la flota vehicular de la comuna se redujeron y se priorizaron los autos destinados a brindar servicios esenciales.

«En el primer trimestre del año gastamos 55 mil pesos en combustible, lo que representa una reducción del 50% con respecto al mismo período de 2019, cuando se habían gastado 92 mil pesos», precisó el secretario de Hacienda. Acotó que de la misma manera se actuó con los fondos destinados a cajas chicas, que se redujeron un 70%.

«Ahora, más que nunca, es necesario que se eviten gastos sin sentido. Los recursos del Estado son escasos y se deben administrar a favor de la gente», manifestó Bettina Romero.

Las medidas permitieron pagar los salarios del personal del Gobierno de la Ciudad en tiempo y forma y destinar recursos económicos para la puesta en marcha de diferentes programas sociales ante la declaración de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Desde la Municipalidad resaltaron que los recursos están siendo redireccionados a servicios para los vecinos más vulnerables, como los operativos desplegados el miércoles por las inundaciones en la ciudad, la puesta en funcionamiento de un albergue para contener a las personas en situación de calle y la adquisición de materiales para fabricar elementos de protección para el personal de salud y vecinos, además de otras políticas públicas.

Por otra parte, se reforzó la limpieza de la ciudad y se trabaja en la desinfección de espacios de alto tránsito como hospitales, bancos y cajeros.

Esto se suma a las tareas de desmalezamiento y limpieza de canales y espacios públicos; la recolección de residuos, y el descacharrado en los barrios para prevenir el dengue.

Trabajo en los desagües

La Secretaría de Servicios Públicos y Ambiente finalizó la desobstrucción de desagües para que el agua de lluvia acumulada en las calles fluya hacia el río Vaqueros, tras la intensa tormenta y las inundaciones del jueves a la madrugada.

Estas primeras acciones permiten drenar el agua de las calles para luego poder nivelarlas. Para ello se dispuso de operarios y máquinas para trabajar en los sectores anegados de los barrios a Juan Manuel de Rosas y 15 de Septiembre.

Estas tareas se complementarán con retiro de microbasurales que generan obstrucciones en la vía pública.

Además, el Gobierno de la Ciudad trabaja junto al Ministerio de Infraestructura para arreglar las defensas que cedieron en la curva del río Vaqueros, a la altura del barrio 15 de Septiembre.

Asimismo, con el área de Minería de Provincia, el municipio coordina esfuerzos para mejorar la actividad de extracción de áridos en el río Mojotoro a la altura del barrio Juan Manuel de Rosas, de manera de evitar obstrucciones y desvíos de la corriente.