El plan político de Milei puso en guardia a Macri y Ritondo para evitar que los libertarios absorban al PRO

0
94

El ex presidente de la Nación y el jefe de los diputados marcan la diferencia entre los dos partidos. Apuntan a Bullrich y a evitar un «pac man» libertario

En el gobierno de Javier Milei ya piensan en la ampliación de su espacio para llegar con músculo a las legislativas de 2025 y esto desató una fuerte interna en el PRO, donde Mauricio Macri y Cristian Ritondo intentan evitar que Patricia Bullrich favorezca una «fusión» con La Libertad Avanza al tiempo que empiezan a marcar una distancia prudencial para preservar la «identidad» del partido amarillo.

La semana pasada Macri volvió a asumir la presidencia del PRO a nivel nacional, un hecho que tuvo poca trascendencia mediática, pero que se explica por el interés del ex presidente de manejar los tiempos y las condiciones de una eventual alianza con los libertarios, para evitar que el partido que fundó sea totalmente absorbido por La Libertad Avanza.

«El PRO tiene que seguir existiendo porque fusionarse es perder la identidad», comentó a iProfesional un operador partidario que sigue de cerca las gestiones de Macri y de Ritondo, jefe del bloque de diputados, para evitar que el armado político que puso en marcha Karina Milei para fortalecer la posición del Presidente termine por devorarse al partido amarillo.

Ciertamente, el PRO es hoy el principal aliado del oficialismo en el Congreso y Macri ratificó el último domingo el acompañamiento del espacio a la Ley de Bases, pero en su mensaje también aclaró textualmente que el proyecto es impulsado por «otro partido», una forma de marcar apoyo a las primeras reformas que propone Milei pero distancia en lo político.

Más directo fue Ritondo, quien luego de encabezar la renuncia de 24 de los 33 miembros de la conducción del PRO en la provincia de Buenos Aires para forzar el llamado a elecciones internas, remarcó que el espacio liderado por Macri «tiene que seguir existiendo como partido siendo alternativa» e invitó a Bullrich a irse y «afiliarse a La Libertad Avanza».

Los planes de Milei encienden una alarma en el PRO: ¿qué les preocupa a Macri y Ritondo?

Karina Milei, secretaria y hermana del Presidente, se puso al frente de un armado político con visitas a distintas provincias que busca, por un lado, obtener el reconocimiento de La Libertad Avanza como partido a nivel nacional y, por el otro, ampliar la base de apoyo para el Gobierno con un ojo ya puesto en las elecciones legislativas de 2025.

Macri ratificó su apoyo al gobierno de Milei, pero intenta preservar la independencia del PRO y pone un ojo en el rol de Bullrich   

Javier Milei ya se refirió varias veces al deseo (lógico) de «arrasar» en esos comicios para contar con más bancas en el Congreso, donde la Ley Bases exhibió a pleno la debilidad parlamentaria de su gobierno, obligado a buscar acuerdos con muchos y diversos sectores para alcanzar una mayoría .

Como contó iProfesional, en el oficialismo ahora hablan de generar una construcción «al estilo del Pac Man» que vaya comiendo todo lo que encuentra a su paso, con el fin de atraer a todos los espacios que estén «del centro hacia la derecha». Allí es donde aparece el PRO y la resistencia de Macri a dejar que su partido se reduzca a una filial de La Libertad Avanza, tras los cortocircuitos con la mesa chica de Milei por las condiciones de una sociedad que finalmente no se concretó.

En ese contexto el ex presidente y sus principales espadas ponen la mira en el rol de que juega Bullrich para los libertarios. «Patricia quiere llevar agua para el molino de La Libertad Avanza», aseveró una fuente del macrismo ante este medio. Por eso, durante el fin de semana Macri y Ritondo hicieron declaraciones por separado, pero con el mismo objetivo: marcar el límite del acercamiento del PRO al gobierno de Milei.

Ritondo le apuntó a Bullrich: ¿cuál es el límite que planteó el diputado? 

Si bien Ritondo se centró en la situación del PRO bonaerense y buscó dejar al margen a Macri, sus declaraciones dejaron ver que la relación con la ex presidenta del partido y actual ministra de Seguridad de Milei está rota y que quieren evitar que opere en sus filas para acelerar una fusión con La Libertad Avanza que podría dejarlos a todos bajo el liderazgo libertario.

«Aquellos que creen que debemos fusionarnos con La Libertad Avanza, que se vayan a La Libertad Avanza. Si Patricia cree que el PRO ya fue, que vaya y se afilie a La Libertad Avanza, no hay ningún problema», disparó el jefe del bloque de diputados en declaraciones televisivas. La disputa que se desató en la provincia de Buenos Aires tiene que ver con eso.

En este sentido, Ritondo afirmó que Daniela Reich «no puede seguir conduciendo al PRO» bonaerense porque «quiere utilizar al partido para ser la cabecera de La Libertad Avanza» en el distrito más populoso del país. Para más, el diputado remarcó que Reich «en las últimas elecciones jugó abiertamente con Horacio Rodríguez Larreta, ahora está con Patricia».

Ritondo apuntó directamente a la ministra de Seguridad, a quien ven jugando para una fusión temprana entre LLA y el PRO

«Pareciera que vienen por la propia y no por el interés colectivo del espacio», alertó el diputado nacional, al tiempo que remarcó que el PRO tiene la postura de «apoyar al Gobierno» en lo que crean correcto, pero no es «gobierno ni co-gobierno», tras lo cual afirmó: «El PRO tiene que seguir existiendo como partido, siendo alternativa y construyendo».

Macri vuelve a la escena: ¿cuál fue el mensaje central de su reaparición?

Según deslizaron a iProfesional en el PRO, Macri movió fichas para favorecer el vaciamiento de la conducción partidaria en la provincia de Buenos Aires con el fin de bloquear las acciones de Bullrich y forzar la elección interna de nuevas autoridades. El ex presidente intenta, sin embargo, mantener el equilibrio entre la defensa de su espacio y el apoyo a Milei, que es genuino.

Por esa razón ratificó el acompañamiento del PRO a la Ley Bases, sobre la cual dijo que «tiene reformas necesarias y urgentes para salir de la crisis» que ellos mismos vienen proponiendo «desde hace años», pero también dejó dos mensajes clave para Milei y también para la interna de su propio espacio político.

Al considerar que es «importante» que el Gobierno tenga las herramientas necesarias para cumplir con su mandato «por la extrema fragilidad de la economía», Macri se refirió a la necesidad de bajar la inflación y alertó: «El tiempo que tenemos para hacerlo no es infinito«. Esto podría leerse como un llamado de atención al Congreso, pero también al propio Milei.

Pero además, sobre el final de su publicación en la red social X, el líder del PRO señaló: «Debemos ser generosos para apoyar a quien propone reformas que consideramos urgentes y estructurales, por más que sea de otro partido». De esta manera marcó distancia y en dejó en claro que, más allá del acompañamiento a las reformas, La Libertad Avanza es una cosa y el PRO es otra.

En el partido amarillo las fuentes consultadas remarcan que «el PRO tiene que seguir existiendo y reconstruir su identidad«, al tiempo que advierten que «para el año falta mucho y se verá si hay una alianza electoral o no con La Libertad Avanza».

Con su reaparición en las redes para apoyar la Ley Bases, Mauricio Macri apuntó entonces en la misma dirección que Ritondo, aunque más sutil. Fue un mensaje hacia adentro del PRO sobre el formato que quiere darle a la relación con el gobierno de Javier Milei, al cual apoyarán en lo que tenga que ver con reformas económicas, pero cuidándose de mantener distancia en el plano político, al menos hasta que haya un panorama más claro sobre el futuro del oficialismo.