Polémico libro para niñas que da aCristina como modelo y olvida a figuras notables

0
149
La versión argentina de “Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes” ya tiene a sus 100 mujeres rebeldes ejemplares Las niñas ya no quieren ser princesas, y la literatura se hace eco de la conquista de derechos postergados de las mujeres. Es que la deconstrucción de los mandatos patriarcales está a la orden del día, y el cuestionamiento de las figuras que se idolatran, también.

La idea de reunir las biografías de importantes mujeres de distintas áreas de la sociedad por países fue una iniciativa de las autoras italianas Elena Favilli y Francesca Cavallo, que se propusieron darle un giro radical al cuento tradicional de las buenas noches para niñas.

Con ese objetivo nacen los Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, que ofrece los perfiles de 100 mujeres extraordinarias, según reza su portada. Pero, ¿cuál es el criterio de selección? Para la edición argentina se hizo un recorte que va desde Mariquita Sánchez de Thompson, del siglo XIX y a quien se le atribuye la profesión de “patriota”, hasta Cristina Fernández de Kirchner, envuelta en una bandera argentina y presentada como “abogada y política”.

Llama la atención que se incluyan algunas voces feministas y no otras, algunas figuras de la política y no tantas otras de la educación, en un período de dos siglos.

Un dato que resuena es, por ejemplo, que se incluyan tres líderes políticas de distintas generaciones que siguen la misma línea ideológica: Evita, Cristina, Ofelia. Las biografías están acompañadas de ilustraciones, creadas por diversas artistas y dibujantes, así como frases de las “rebeldes”.

En la biografía de la vicepresidente Kirchner se lee que “fue una chica como muchas otras: iba al colegio, jugaba al truco y le gustaba ir a bailar. Como casi todas las mujeres que ocupan cargos de poder, fue atacada no solo por sus acciones, sino por tener mucho carácter, por su maquillaje, su voz y su ropa, y por muchas otras pavadas”. Y la frase que la representa: “Si me critican que sea por lo que pienso y hago, no por lo que no me animo a hacer, no por débil ni por estúpida, porque me estarían subestimando”.

En la lista se suman deportistas como Luciana Aymar; la chef Narda Lepes; figuras de la literatura como Alfonsina Storni y María Elena Walsh, y contemporáneas como Camila Sosa Villada. El libro se completa con nombres de poetas, fotógrafas, cantantes, activistas, ingenieras, aviadoras, empresarias, varias feministas (con notables ausencias), artistas, deportistas, médicas, líderes sociales, empresarias, “milicianas”, “guerreras”, en una mezcla que va del siglo XIX al XXI y ordenadas alfabéticamente.

En lengua española ya se publicaron las rebeldes peruanas, mexicanas, chilenas, uruguayas, colombianas, además del flamante ejemplar argentino. La editorial Planeta ya prometió un segundo volumen.