El recambio de cañerías beneficiará a 20 mil familias de seis barrios capitalinos

0
304

Son los que tienen muchas pérdidas de agua, como El Huaico, Tres Cerritos, Ciudad del Milagro, Castañares, Villa Mitre y Mónica.En algunos casos los caños tienen más de 50 años de antigüedad por lo que están obsoletos.

Mediante un plan de obras buscan solucionar la problemática del agua.

Tras las reiteradas quejas de vecinos de distintos puntos de la capital salteña por cortes de agua, poca presión y caños rotos, desde la empresa Aguas del Norte explicaron detalles de la primera etapa del plan de recambio de cañerías que encararán para solucionar gran parte de la problemática.

El proyecto beneficiará a unas 20 mil familias de al menos seis barrios de las zonas norte y este en los que se registran la mayor cantidad de afectaciones. Se trata de 600 viviendas de la primera etapa de El Huaico, Tres Cerritos, Ciudad del Milagro, Castañares, Villa Mitre, Villa Mónica y varias cuadras del macrocentro. El plazo de obras incluye este año y 2023.

El gerente de Servicios de Aguas del Norte, Javier Jurado, señaló a El Tribuno que en los mencionados barrios de la ciudad hay obsolescencia de las cañerías que tienen en algunos casos más de 50 años, es decir, ya cumplieron su vida útil y hacen que se generen muchas pérdidas de agua y roturas en forma reiteradas, en algunos casos hasta en una misma cuadra.

Dado este panorama y en base a la cantidad de reparaciones que realiza la empresa en esos barrios, se armó el plan de recambio de redes.

«Todo ese relevamiento lo transformamos en un proyecto ejecutivo que lo giramos al ministerio de Infraestructura. A través de este organismo es que se realizan las licitaciones o llamados para la contratación de empresas», dijo Jurado.

Se supo que en algunos casos ya hubo varias publicaciones en el Boletín Oficial de los llamados a licitación. «En algunos están más avanzados que otros. Hay casos en etapas de publicación, otros en preadjudicación entonces son distintas instancias las que tienen estas obras», aseguró el gerente.

Son 2.600 millones de pesos el total del fondo fiduciario para no tan solo las obras de recambio de redes en la capital salteña sino también pozos nuevos y en toda la provincia. «Es una inversión para toda la provincia, con fuentes nuevas y recambio de redes», señaló Jurado.

Añadió que el recambio de redes es una de las obras previstas más importantes porque por un lado se evitará la afectación en las calzadas, por el que hay problemáticas con el municipio y por otro lado se recuperará agua y se bajarán los costos operativos del trabajo de las cuadrillas y el costo de la energía puesto que al tener menos pérdidas, los pozos producirán un poco menos y se generará toda una cadena de ahorro.

Doble cañería

Jurado destacó que la obra del recambio de redes contempla doble cañería por cuadra, una por cada vereda, con el objetivo de salir de la calzada.

«De este modo, si llegase a haber alguna rotura en algún momento yo afecto la vereda, no la calzada. Hoy hay una sola red, no va por el centro de la calzada pero va por uno de los costados y hay conexiones que van por calzada y vereda, del lado más largo también tenemos conexiones de hasta 20 metros, depende del ancho de la calle, entonces siempre se está afectando la calzada y en estos proyectos se hizo esta previsión», recalcó.

Además, indicó que hay otros lugares donde se necesita agua por lo que se incorporan nuevas fuentes. En el barrio Tres Cerritos además del recambio de redes por las reiteradas pérdidas también se incorporarán pozos nuevos. En los próximos días está previsto habilitar pozos en la zona de avenida Juan B. Justo, en la de la escuela Boedo (Coronel Vidt), en la del Centro Cívico Municipal, en el monumento 20 de Febrero, en Villa Estela que beneficiará al barrio Ceferino. Además se instalarán pozos en otras localidades de la provincia. «Tanto las fuentes próximas a habilitar como el recambio de redes van a solucionar gran parte del problema», finalizó el gerente de Servicios de Aguas del Norte.

Buscan solucionar los reclamos de los vecinos

Los reclamos de vecinos por la deficiente calidad del servicio de agua potable en muchas zonas de la capital se han incrementado en el último tiempo. Hubo quejas recurrentes tanto por cortes totales y caños rotos como poca presión.
Uno de los puntos críticos es el barrio Tres Cerritos, donde los residentes conformaron grupos de WhatsApp y llevaron adelante protestas, cacerolazos y caravanas de vehículos.
Durante una de las marchas, Fernanda Oliver, una vecina, contó que además de sufrir los reiterados cortes del servicio se comenzaron a reventar las cañerías. “Son obsoletas porque no las cambiaron. Casi nunca tenemos agua y cuando vuelve, las cañerías revientan porque no soportan la presión”, manifestó.
Otra vecina que vive en la calle Los Carolinos, Silvina Tavella, había expresado que al presupuesto familiar se sumaba la compra de bidones de agua. “Gastamos entre 500 y 700 pesos diarios solo en agua para tomar. Lograr que nos manden un camión cisterna es un suplicio. No podemos lavar la ropa, ni tirar la cadena del baño”, había expresado.
Ahora Aguas del Norte busca solucionar la problemática con un plan de obras.