sábado, junio 15

El robo en la Caja de Abogados: superó los 8 millones de pesos

0
99

Fuentes sostienen que si se dolariza ese valor histórico, el impacto es de 125 millones de pesos. La institución de los letrados salteños dio a conocer ayer los resultados de la auditoria.

Fachada de la Caja de Abogados de Salta.

Se conoció ayer el resultado de la auditoría externa sobre la Caja de Seguridad Social para Abogados y Procuradores de Salta, tras descubrirse un supuesto robo millonario por parte de un empleado infiel de la institución, que en junio fue despedido.

La auditoría reveló un faltante de poco más de 8 millones de pesos y otras operatorias irregulares. Habrían sido causadas por el extrabajador identificado como Sergio López, quien se desempeñaba como cajero de la Caja desde hace 18 años. Fuentes del Colegio señalaron que ese monto es a valor histórico y que si se dolariza y se traslada a la actualidad, el faltante es de 125 millones de pesos.

El cálculo se hace en base a los fondos en cuestión que suman 170.138 dólares y con la cotización libre actual de 740, el monto da 125 millones.

La investigación externa fue encargada por el propio Consejo de Administración de la Caja de Abogados y Procuradores por el estudio Contable Calderón, contratado por el órgano revisor de cuentas y contó con la intervención del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), del Ministerio Público.

Se auditaron los períodos comprendidos entre 2012 y 2023, en los que se corroboraron un faltante total de $8.078.733. Además, el informe determinó que López utilizó un total de $2.858.745 a lo largo del período auditado para incurrir en la denominada «bicicleta financiera» por el plazo máximo de 30 días, encontrándose dicha cifra reintegrada a las cuentas de la institución.

De la auditoría surge que el accionar delictivo del cajero «arrancó en 2017 y que la actual gestión pudo determinar el accionar de López». También destacaron que la «auditoría fuera llevada adelante por la oposición a la gestión para garantizar transparencia y que los fondos en moneda extranjera se encuentren a resguardo».

El modus operandi del López implicaba la anulación de recibos por aportes de procesos judiciales (nunca aportes personales, aclararon), una vez emitido el conforme por parte de la institución en el expediente que dio origen al tributo. Según la investigación, el ahora excajero robaba dinero de la Caja utilizando como método la anulación de recibos que emitía luego de cobrar a los abogados aportes que acordaron con anterioridad tras los juicios.

Escándalo

Las irregularidades en la Caja de Abogados tomaron estado público a fines de junio pasado, cuando el organismo decidió no solo despedir a López sino también denunciarlo penalmente. Antes de eso el empleado, al ser indagado por requerimiento notarial, confesó ser el único responsable de los hechos que se le atribuyeron.

La irregularidad salió a la luz cuando personal del Área Contable detectó que un pago estaba anulado, al consultarle a López por la situación «éste respondió de manera displicente, como queriendo evadir la consulta», señalaron las primeras noticias.

A partir de ahí arrancó la investigación interna que desató un auténtico escándalo en la entidad de los profesionales del Derecho salteño. En las primeras versiones del caso incluso se hablaba de un monto de la estafa muy superior al que finalmente se corroboró.

El caso quedó a cargo del fiscal Ramiro Ramos Osorio, quien ordenó la detención del excajero, quien ahora se encuentra con prisión domiciliaria.

Desde la Caja de Abogados comunicaron que «para tranquilidad de los afiliados, que ni el patrimonio ni las reservas de la Caja de Seguridad para Abogados se vieron afectados de manera tal que impacten negativamente en el normal desenvolvimiento de la institución y que se procurarán los medios para recuperar la cifra denunciada».

Tras descubrir el robo, el organismo de los abogados salteños adoptó una serie de medidas para evitar hechos como este en el futuro, como la implementación de nuevos procedimientos para control de caja, con doble autorización por operaciones anuladas y con justificación por escrito del motivo.

Anunciaron, además, que se actualizará el sistema informático para que el control lo realice también el matriculado, se limitará la recepción de dinero en efectivo y se contratarán nuevos auditores externos.

Parte de los controles internos ya habían sido adoptadas por la Caja durante este año. De hecho, en la auditoría externa no se descubrieron faltantes en 2023, según destacaron en el resultado de la investigación.

La última «bicicleta»

En el balance que se hizo dentro de la Caja de Seguridad Social para Abogados y Procuradores sobre este caso se advirtió sobre una última maniobra de bicicleta financiera o «carry trade» de López, que habría ocurrido el 16 de junio pasado. «Donde el exempleado, sin recibos anulares, hizo uso indebido de la suma de $1.427.040, sin que este hecho se condiga con el modus operandi habitual señalado por el estudio contable Calderón», señalaron desde la institución.